UPA regala 20.000 kilos de alimentos para pedir mejoras en la ley alimentaria

0
7

   El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos ha recordado en declaraciones a los periodistas que el sector lleva reclamando desde hace años una ley que regule la cadena alimentaria y resuelva el problema que supone para los productores vender "a resultas", es decir, sin saber cuánto le pagarán y cuándo reciben sus liquidaciones, que en muchos casos no cubren los costes.

    En el día en el que acaba el plazo para la presentación de enmiendas a esta ley, Ramos ha asegurado que es "un buen documento", pero que "necesita mejoras a las que el PP se ha cerrado en banda" durante su trámite en el Congreso de los Diputados.

    Ha afirmado que "aprueba" que se establezcan contratos obligatorios por escrito para todos los eslabones, pero pide que incluyan precios de referencia, es decir, lo que debería cobrar como mínimo el agricultor "para llegar a los costes de producción".

Piden que la ‘venta a pérdidas’ se recoja como práctica abusiva


    Ha pedido especialmente que la "venta a pérdidas" se recoja como práctica abusiva comercial y se prohíba, tras recordar que sólo en España se toleran los productos reclamos.

    En su opinión, esta estrategia de los hipermercados son "unas gotas de pérdidas en un océano de beneficios", porque consiguen atraer más público y aplican márgenes a su juicio abusivos en otro tipo de productos.

    La organización agraria ha exigido que se implante la figura del "mediador" en caso de conflicto o incumplimientos de contrato, e incluso con potestad para denunciar prácticas abusivas -como han hecho Francia y Reino Unido porque "los códigos de buenas prácticas no funcionan"-, además de un régimen sancionar con multas más duras.

    Según Ramos, el campo quiere "una ley que resuelva los problemas que tenemos" para lo que pide la complicidad del consumidor, porque "puede haber beneficio para todos los eslabones de la cadena".

    Si no se aceptan las demandas de los agricultores la ley "se quedará coja y no servirá de nada", ha añadido.

    La secretaria general de UPA-Almería, Francisca Iglesias, ha considerado fundamental regular la venta a pérdidas, que empiezan a detectar por primera vez este año en otros productos como la sandía en esta provincia.

"Hay agricultores que se han ido a la ruina"


    Esta misma campaña, a mitad de mayo, "de la noche a la mañana, Carrefour se puso a vender sandía a 60 céntimos (por kilo), por debajo de lo que se estaba pagando al agricultor (69 céntimos)", y después llegó incluso a rebajarla en el lineal hasta 40 céntimos. "Estamos tirando la sandía, ahora ya no se coge porque los costes de mano de obra no compensan la recolección y se ha arrancado totalmente", ha subrayado Iglesias a Efeagro. Según ha afirmado: "Hay muchos agricultores que se han ido a la ruina".

    El secretario general de Unións Agrarias-UPA, Roberto García, ha recordado que para los ganaderos del lácteo es imprescindible que la ley recoja la figura del mediador y que las subastas electrónicas -que permiten a las industrias aprovisionarse de materia prima para elaborar marcas blancas para distribución- se declaren desiertas si se producen "bajas temerarias".

    García ha recordado que la leche cuenta con una excepcionalidad en la aplicación de las normas de Competencia en virtud del paquete lácteo de la UE y, por tanto, a su juicio sería factible, como en Francia, asegurar valores justos que eviten el cierre de granjas.

    Por otra parte, el responsable sectorial de aceite de UPA, Luis Miguel Martínez, ha recordado que la organización está en pleno proceso de movilización para exigir que el olivar no pierda ayudas en la próxima reforma de la Política Agraria Común y se permita al sector retirar aceite del mercado en situaciones de crisis, como un mecanismo complementario al "almacenamiento privado".

    UPA entregará simbólicamente, de nuevo, en el Senado sus propuestas de enmiendas a la Ley.