UPA y COAG creen que los agricultores perderán “como mínimo” el 13% de las ayudas

0
4

    En su nota, LA ALIANZA UPA-COAG muestra sus "más que razonables dudas sobre si el proceso de negociación nacional de la PAC entre Gobierno y Comunidades Autónomas se ha diseñado para beneficiar a determinados propietarios de tierras".

    Por eso, señala que el "l hermetismo sobre temas como las regiones con diferentes cuantías de ayuda, el año de referencia o el valor medio de los importes nos hace temer lo peor, y que por lo tanto se esté encubriendo un proceso de posicionamiento de determinados propietarios para beneficiarse del nuevo sistema".

    Incluso han dejado entrever que "el diseño del proceso de la negociación puede estar beneficiando a determinados propietarios de tierras que podrían llevar meses contando con información privilegiada y realizando movimientos para resultar beneficiados".

La definición de agricultor activo permite a muchos adaptarse a tiempo

   De hecho, LA ALIANZA UPA-COAG desde el inicio ha tachado como muy negativa la reforma de la PAC anunciada días atrás, por muchos y variados temas, y ese es el motivo de la manifestación que tendrá lugar el próximo 25 de febrero en Valladolid.

   Así afirman que aparte del riesgo que corren los fondos de desarrollo rural por falta de capacidad económica para cofinanciarlos," los agricultores perderán un 13% de las ayudas del pago básico más el pago greening, en comparación con el pago único del sistema anterior".

   Además la decisión de basar la decisión de la reforma de la PAC en el mantenimiento de las ayudas actuales "tiene como consecuencia que salgan perjudicados los profesionales de la agricultura y ganadería, así como los agricultores jóvenes y determinados sectores productivos muy dinámicos en nuestro modelo de agricultura y ganadería".

   De igual forma, LA ALIANZA UPA-COAG recuerda que en la elección de los años de referencia se ha dado oportunidad a la especulación, pudiendo beneficiarse determinados perceptores de ayudas que poco tienen que ver con la agricultura productiva.

     Los cálculos realizados por esta organización es que 70.000 perceptores de ayudas saldrían del sistema por la aplicación de la definición del agricultor en activo a nivel nacional, pero sin embargo "nuestra organización considera que la definición es tan laxa que está permitiendo que aquellos productores que pudieran verse afectados por la medida tomen decisiones para que eso no ocurra. Lo único que tendrían que hacer sería incrementar los ingresos por venta de productos necesarios para cumplir con el 20% del total de ingresos agrarios, y además, tienen 2 años para conseguirlo, hasta 2015".