Valencia acoge un huerto-escuela para formar en horticultura ecológica

0
26

    El objetivo es crear una red de huertos compartidos tutelados (huerto-escuela) por toda España para ofrecer formación a personas interesadas en dedicarse a la agricultura, pero que carecen de las nociones y el acceso a los campos de cultivo.

    El coordinador de esta iniciativa, Santiago Cuerda, ha explicado a Efe que, de esta forma, los horticultores compartirán grandes parcelas y, a diferencia de los huertos compartidos que se cultivan con un fin más lúdico, desarrollarán una "actividad de ocio pero con un peso formativo importante".

    El proyecto de huerto tutelado o huerto-escuela arrancará en abril en una finca de 1,5 hectáreas en la partida del Alter (Torrent), que lleva varios años en desuso y permitirá que una veintena de personas reciba formación "eminentemente práctica" y empiece a "usar la azada desde el primer día".

    "Las parcelas estarán labradas, pero los alumnos ya participarán en la instalación del riego por goteo", apunta Cuesta, que considera importante que empiecen "desde cero" para desarrollarse en la búsqueda de una futura salida laboral.

    Se impartirán seis horas semanales en un curso anual fraccionado en módulos trimestrales para que al que no le guste "lo pueda dejar sin la sensación de haber perdido mucho tiempo".

    El curso tiene una matrícula de 29 euros y una cuota mensual por el mismo importe, aunque ofrecen descuentos de un 20 % para desempleados, estudiantes, jubilados y socios de determinadas asociaciones.

    Los horticultores contarán con tutorías en materia de agricultura ecológica ya que muchos de ellos "no tienen la suficiente formación y experiencia para lanzarse a poner en marcha un huerto ecológico sin asesoramiento".

    "Queremos atender a personas que con el tiempo descubran que esto puede ser una vocación o incluso una posible salida laboral a medio plazo", explica Cuesta.

    Por eso, la finalidad última sería la creación de una cooperativa que agrupe a estos hortelanos y, conforme se especialicen, cederles parcelas de tierra progresivamente más grandes para que las ventas de los productos "reviertan en sus propios bolsillos".

    El primer año de huerto escuela va a ser "de prueba", según Cuesta, por lo que la producción se dedicará al "autoconsumo de ambas partes", como en los huertos de ocio, aunque el excedente será entregado a ONG o se gestionará con el consistorio su entrega a familias de la localidad.

    Esta próxima semana está previsto que los alumnos visiten las parcelas y reciban una charla sobre los beneficios de la agricultura ecológica frente a la tradicional a cargo de la presidenta de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica, María Dolores Raigón, antes de iniciarse en la aventura de la agricultura ecológica.