Valencia pide incluir la Marjal de Almenara como humedal de importancia internacional

0
22

   Bonig ha realizado este anuncio en la Marjal de Almenara, donde ha estado acompañada por la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Mª Ángeles Ureña, con motivo de la celebración del Día Mundial de los Humedales,  que conmemora la firma de la Convención de Ramsar en 1971 para la protección de las zonas húmedas.

    En el transcurso del acto, la consellera de Medio Ambiente, ha explicado que la Marjal de Almenara alberga una gran variedad de hábitats intermedios entre los ambientes terrestre y acuático que juegan un importante papel en la conservación de la biodiversidad y constituyen un refugio único de numerosas especies vegetales y animales. "De hecho, este humedal acoge cada año más de 10.500 ejemplares de aves acuáticas invernantes, muchas de ellas incluidas en algún catálogo de aves amenazadas", ha añadido.

    Igualmente, alberga poblaciones de galápagos, como el europeo y el leproso, ambos amenazados, peces como el samaruc, en peligro de extinción, e invertebrados, como gambetas y  tres especies de petxinots, uno de ellos considerado como la última subespecie endémica valenciana.

    En la Marjal de Almenara se encuentran tres Microrreservas de Flora con presencia de especies botánicas endémicas de los prados, las turberas y de ambientes dunares. Además, según ha explicado la consellera, las recientes obras de restauración del hábitat emprendidas por la Confederación Hidrográfica del Júcar y la Generalitat Valencianan "han aumentado considerablemente la superficie ocupada por hábitats como las lagunas, los lagos naturales y las turberas y han devuelto algunas zonas que se encontraban degradadas a su estado original".

    "Estos criterios -ha continuado-, junto con el enorme valor económico y cultural asociado a este espacio, hace conveniente solicitar su inclusión en el grupo de humedales de importancia internacional, con el aumento de protección que ello conlleva".

   La Comunitat Valenciana tiene, en estos momentos, seis humedales incluidos en la Convención de Ramsar: L’Albufera, el Prat de Cabanes y Torreblanca, el marjal de Pego-Oliva, las Salinas de Santa Pola, el Hondo de Elche y las Lagunas de la Mata y Torrevieja, todos ellos declarados también parque natural por la Generalitat.

    Todos ellos forman parte de la red de 48 humedales incluidos en el Catálogo Valenciano de Zonas Húmedas, que suman más de 45.000 hectáreas protegidas y que configuran uno de los sistemas de humedales más densos y mejor distribuidos de Europa. 

    Además, los humedales de la Comunitat "resultan fundamentales como reserva de la biodiversidad, ya que el 70% de las especies consideradas raras, de carácter autóctono o en peligro de extinción de la Comunitat Valenciana habitan en los marjales. De hecho, de las 21 especies que aparecen en el Catálogo Valenciano de Fauna Amenazada como en peligro de extinción, 15 están asociadas a ecosistemas húmedos", ha subrayado Bonig.