Valencia ultima un plan para simplificar los trámites y agilizar los proyectos forestales

0
33

   "El objetivo -ha continuado el director general- es reducir las cargas burocráticas a los que se han de enfrentar para poner en marcha nuevos proyectos las empresas y ayuntamientos, disminuyendo los plazos, para de esta manera generar riqueza, empleo y por lo tanto mejora económica para los municipios del interior de la Comunitat Valenciana, que es dónde se encuentran las masas forestales".

   "El Plan Forestal incluye numerosas medidas de simplificación de trámites, que facilitarán la puesta en marcha de nuevas iniciativas, en una clara apuesta por el sector forestal por parte de la Generalitat", ha asegurado Alfredo González.

   El director general ha destacado "que las posibilidades en este sector son muchas si se gestiona el monte de manera sostenible. La Comunitat Valenciana cuenta con más de 1.267.000 hectáreas forestales, es decir, más de la mitad del territorio valenciano es forestal, situadas principalmente en aquellas comarcas donde predomina lo rural sobre lo urbano"

   Del total de la superficie forestal valenciana, el 34% se gestiona desde la Administración, y el resto, el 68% de la superficie es de gestión privada, aunque tutelada por la Administración. "Teniendo en cuenta estos datos, la figura del propietario forestal adquiere una gran importancia para poder implantar el nuevo modelo forestal"

   Y es que, a pesar de que la superficie forestal valenciana ocupa más del 50% del territorio, apenas aporta el 0,03 % al PIB  autonómico. "De ahí, que queremos revertir esta tendencia y apostemos por fomentar la gestión de los montes valencianos, incluyendo el aprovechamiento de la madera y la biomasa forestal", ha significado Alfredo González.

   "El aprovechamiento de la biomasa forestal -ha continuado el director general- serviría para la vertebración de la cadena monte-industria-consumo de los productos de madera, implicando a la sociedad en el uso de recursos naturales renovables y como motor para el desarrollo sostenible de las zonas rurales".

   Precisamente -ha recordado el director general del Medio Natural- para cumplir este objetivo desde la Conselleria  se subastó el aprovechamiento de la biomasa residual en 13 montes de los términos municipales de Fontanars dels Aforins, Ontinyent, Enguera, Ayora, Quesa, Bicorp, Cortes de Pallás, Teresa de Cofrentes, Jarafuel, Jalance, Beneixama y Biar.

   Y es que según las estimaciones realizadas por la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de estos 13 montes, que podrán aumentarse con el resultado del inventario de cada proyecto de ordenación que se apruebe, se pueden llegar a extraer más de 2.870 metros cúbicos de madera y algo más de 860 toneladas de biomasa forestal anual con las que se podrán generar más de 3.000.000 de kilovatios que podrán ser utilizados para térmicas, gas o electricidad.

   Aunque esto es un pequeño paso, en el conjunto de la Comunitat se estima que existe una producción anual aproximada de 436.705 metros cúbicos de madera y 142.625 toneladas de biomasa, que pueden producir conjuntamente 470.125.260 kilovatios, aprovechable de manera sostenible y conforme con la legislación forestal y ambiental.

   Por otro lado, el director general también ha explicado cómo afectará la normativa de la Red Natura 2000 a los municipios incluidos en la misma. Según ha significado Alfredo González "en la actualidad, se están elaborando la normativa para estas áreas y se está haciendo con el máximo consenso con los municipios para lograr que sean las mejores normas de gestión posible y compatibilizar el carácter forestal con la inclusión en la Red Natura".

   En la actualidad, la Comunitat Valenciana cuenta con más de 900.000 hectáreas incluidas en la Red Natura 2000, porcentualmente el territorio de la Península Ibérica que más zonas incorpora a la Red.