Valladolid contará con la red de calor con biomasa más extensa de toda España

0
18

    El sistema es una red de distribución de calor alimentada con biomasa que transcurre por las vías urbanas y que proporcionará agua caliente sanitaria y calefacción a 23 edificios de la Universidad de Valladolid, cuatro de la Junta de Castilla y León y tres del consistorio vallisoletano.

    Desde la central de producción de calor, de la que ya se ha colocado la primera piedra, se distribuirá agua caliente a través de redes de tuberías aisladas térmicamente hacia los distintos edificios, ha informado la Universidad de Valladolid.

    La central albergará el silo de almacenamiento y la sala de calderas, mientras que el sistema de aprovisionamiento de biomasa hasta las calderas estará automatizado, según las mismas fuentes.

    El consejero de Fomento ha explicado que se trata de una "red de calor y de ahorro" que se pondrá en marcha previsiblemente en el inicio del curso académico 2014-2015.

    Silván ha asegurado que el nuevo sistema suministrará 22 millones de kilovatios a la hora útiles por año, consumirá 8.000 toneladas de biomasa forestal anuales y evitará la emisión de 6.000 toneladas de dióxido de carbono al año.

    La inversión prevista para la redacción del proyecto, la ejecución de obras y la puesta en marcha del sistema es de 4,77 millones de euros aportados por el Banco de Inversiones Europeo y la Junta de Castilla y León, mientras que el mantenimiento, operación y la garantía total durante quince años tiene un coste de 2,8 millones.

Un ahorro de doce millones de euros en quince años


    Silván ha expresado que el ahorro energético previsto durante el primer año será de alrededor del 15 por ciento y que se estima que en los quince años de proyecto el ahorro sea del 35 por ciento, lo que supone más de doce millones de euros.

    El consejero ha indicado que la nueva red de calor aportará un impulso "importante" para el sector de la biomasa en Castilla y León, una actividad que genera "empleo y riqueza".

    El titular de Medio Ambiente ha asegurado que la intención es extender el sistema a los otros campus de la Universidad de Valladolid en Palencia, Segovia y Soria.

    El rector de la Universidad de Valladolid, Marcos Sacristán, ha destacado la colaboración entre las instituciones para poner en marcha el proyecto, que se desarrolla a través de un convenio entre la institución docente vallisoletana y la Junta de Castilla y León.

    Sacristán ha asegurado que la iniciativa es un ejemplo y ha apostado por una universidad que sea "motor de desarrollo socioeconómico".

(Foto: El sistema es una red de distribución de calor alimentada con biomasa que transcurre por las vías urbanas y que proporcionará agua caliente sanitaria y calefacción a 23 edificios de la Universidad de Valladolid, cuatro de la Junta de Castilla y León y tres del consistorio vallisoletano.

Desde la central de producción de calor, de la que hoy se ha colocado la primera piedra, se distribuirá agua caliente a través de redes de tuberías aisladas térmicamente hacia los distintos edificios, ha informado la Universidad de Valladolid.

La central albergará el silo de almacenamiento y la sala de calderas, mientras que el sistema de aprovisionamiento de biomasa hasta las calderas estará automatizado, según las mismas fuentes.

El consejero de Fomento ha explicado que se trata de una "red de calor y de ahorro" que se pondrá en marcha previsiblemente en el inicio del curso académico 2014-2015.

Silván ha asegurado que el nuevo sistema suministrará 22 millones de kilovatios a la hora útiles por año, consumirá 8.000 toneladas de biomasa forestal anuales y evitará la emisión de 6.000 toneladas de dióxido de carbono al año.

La inversión prevista para la redacción del proyecto, la ejecución de obras y la puesta en marcha del sistema es de 4,77 millones de euros aportados por el Banco de Inversiones Europeo y la Junta de Castilla y León, mientras que el mantenimiento, operación y la garantía total durante quince años tiene un coste de 2,8 millones.

Silván ha expresado que el ahorro energético previsto durante el primer año será de alrededor del 15 por ciento y que se estima que en los quince años de proyecto el ahorro sea del 35 por ciento, lo que supone más de doce millones de euros.

El consejero ha indicado que la nueva red de calor aportará un impulso "importante" para el sector de la biomasa en Castilla y León, una actividad que genera "empleo y riqueza".

El titular de Medio Ambiente ha asegurado que la intención es extender el sistema a los otros campus de la Universidad de Valladolid en Palencia, Segovia y Soria.

El rector de la Universidad de Valladolid, Marcos Sacristán, ha destacado la colaboración entre las instituciones para poner en marcha el proyecto, que se desarrolla a través de un convenio entre la institución docente vallisoletana y la Junta de Castilla y León.

Sacristán ha asegurado que la iniciativa es un ejemplo y ha apostado por una universidad que sea "motor de desarrollo socioeconómico".

(Foto: www.tribunavalladolid.com)