Varios cientos de manifestantes exigen un "control eficaz" ante los daños de los lobos

0
4

    El objetivo de esta protesta era llamar la atención por los daños que está causando el lobo a la cabaña del Principado y para exigir que se limpien de matorral los pastos.

   Los participantes, que se concentraron frente al edificio de Presidencia del Principado, exigieron al Gobierno regional que actúe para impedir que desaparezca la ganadería tradicional, que se tomen medidas urgentes para solucionar el lamentable estado de los montes realizando quemas y desbroces y se controlen las poblaciones de la fauna salvaje para hacerlas compatibles con el desarrollo de actividades ganaderas y pastoriles.

    El regidor de Pastos de la Montaña de Covadonga, José Antonio García, que actuó como portavoz, leyó al final un comunicado en el que denunció que "la aparición de la legislación ambiental moderna impide a los ganaderos defender a sus animales de los ataques de los lobos".

   La convocatoria no partía de los sindicatos mayoritarios. Ni UCA, ni COAG, ni ASAJA organizaron esta movilización, sino diversas asociaciones independientes y profesionales a título individual de la comarca oriental. De hecho, las organizaciones agrarias aseguraron que acudían como “invitados”, pidieron comprensión para el sector y “no verbenas”.

   La concentración, que fue aumentando de tamaño a medida que llegaban autobuses de diferentes municipios, derivó en manifestación por las calles Principado, Fruela y Santa Susana. La marcha estuvo encabezada por un asturcón procedente de Teverga, de nombre Tizón; varias cabras de Piloña y una gran pancarta en la que se podía leer ‘Asturias ganadera’, portada por profesionales de los concejos afectados. Detrás, alrededor de 1.500 personas, la mayoría ganaderos a título individual.

"Los montes y las fincas no son vuestras"

   ‘Con lobos y matorral, no hay futuro’, ‘Los montes y las fincas no son vuestros’ ‘Administración, con voluntad y cojones habrá soluciones’, ‘Queremos pastores no depredadores’ o ‘Con lobos, no hay paraíso’ eran algunas de las otras pancartas que podían leerse, mientras los participantes gritaban proclamas, lanzaban petardos y hacían sonar bocinas y cencerros.

   Entre los manifestantes se encontraban los alcaldes de Cabrales, Carlos Puente; de Ponga, Mercedes Traviesa; de Peñamellera Alta, Rosa Domínguez, y de Amieva, José Félix Fernández. También la presidenta del PP regional, Mercedes Fernández, que aseguró que "la inacción del Gobierno socialista de Javier Fernández está condenando al campo asturiano" y el diputado de Foro y exconsejero de Agroganadería, Albano Longo.