La organización agraria JARC-COAG ha denunciado que al sector de los frutales se les impuesto una “condena de muerte” tras el recorte del 10% en el seguro de frutales, que dejará “indefensos” a los fruticultores que inician el período de contratación el 15 de noviembre. Después del anuncio de Enesa, dependiente del Magrama, haya presentado su proyecto del nuevo plan de seguros agrarios combinados la organización rechaza la reducción en las ayudas que desea aplicar a la línea de árboles frutales, forraje y energía cultivos.

CONDENA DE MUERTE SEGUROS AGRARIOS CONDENA JARC COAGPara JARC-COAG, la rebaja reduce las posibilidades de contratación, como en el caso de seguro de frutales, cuya póliza ya es la más cara de todo el sistema, cuando ocurre en una campaña complicada sobre todo para los productores, afectados por los bajos precios en origen y por la sequía. Además, el recorte afectará los ingresos de los productores y “va a ser una “condena de muerte” para una línea de vanguardia en el seguro en Europa”, según el responsable del sector de la fruta en JARC-COAG, David Borda.

Como existe el miedo de que la reducción se extenderá a todos los sectores agrícolas, la organización ha entregado un documento a Enesa advirtiendo de los peligros de la aplicación de esta medida, insistiendo en que la rebaja será muy grave en el caso de los frutales, ya que es un sector que tiene muy poco apoyo de las subvenciones de la PAC, lo que hace que los productores ingresos depende exclusivamente del comportamiento del mercado.

Ante esta situación, JARC-COAG pide al Magrama un “aumento de la partida presupuestaria para satisfacer las necesidades derivadas del contrato y que ya están actualmente contenidas en el plan de combinado de seguro agrícola”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here