Víboras asume la presidencia del Parque Científico y Tecnológico de Mengíbar

0
1

    La consejera ha manifestado su compromiso porque Geolit siga siendo un centro empresarial de excelencia en Andalucía y un importante núcleo de desarrollo que promueva la colaboración entre empresas y el apoyo a nuevos proyectos emprendedores, y ha destacado iniciativas como la de la Caja Rural de Jaén, que ha inaugurado recientemente un nuevo laboratorio en este Parque para prestar servicio a olivareros, cooperativas y almazaras. “Nuestro objetivo en esta nueva etapa es seguir creciendo en empresas instaladas, empleo y valor generado, y de ello trata, precisamente, el Plan Estratégico para este Parque”, ha señalado.

    El impulso a la innovación es, pues, uno de los pilares de Geolit que, además de ofrecer un espacio de calidad para empresas y centros de I+D, brinda también el apoyo y asesoramiento necesarios para todo tipo de entidades públicas y privadas, fomentando la colaboración y la transferencia de conocimiento y tecnología.

    La consejera ha destacado, además, la firme apuesta del Gobierno andaluz por la investigación y la innovación en la agroindustria, que se materializa, entre otras cosas, en  proyectos de colaboración del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) con empresas del sector agroalimentario para la transferencia de tecnología.    

Laboratorio de Producción y Sanidad Vegetal

   Con posterioridad a la celebración del Consejo de Administración de esta sociedad  la consejera ha aprovechado también su visita al Parque Geolit para, conocer ‘in situ’ las instalaciones del Laboratorio de Producción y Sanidad Vegetal de Mengíbar, adscrito a la Red de Laboratorios Agroganaderos de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.

   La finalidad de estos centros es dar cobertura diagnóstica, mediante técnicas oficialmente aprobadas, de las muestras que se reciben para su análisis frente a enfermedades vegetales y animales, y la investigación de residuos, entre otras cosas.

   La construcción del Laboratorio de Producción y Sanidad Vegetal en Mengíbar supuso un refuerzo de las funciones que venía realizando desde sus anteriores instalaciones -en Cerro de Los Lirios, a las afueras de Jaén-, para garantizar la sanidad vegetal y la seguridad alimentaria.

   Este centro se especializa en el sector del olivar, ya que en Jaén se localiza el 40% de la superficie oleícola, que genera  alrededor del 80% de la producción final agraria de esta provincia. Así entre sus principales actividades destaca  la determinación de residuos fitosanitarios en aceite de oliva, así como de diversas enfermedades de las plantas.

   Entre sus principales logros se cuenta la puesta a punto de una técnica que facilita el análisis genético y que permite detectar falsos negativos de verticilum, un hongo que ataca al olivo y provoca su seca.