Vichy Catalán invierte 6 millones en nuevos productos para frenar la caída de sus ventas

0
11

    En noviembre de 2012, lanzó al mercado el Vichy Catalán en lata y tapa biodegradable, y Vichy Catalán Lemon en lata; en abril de 2013 se atrevió con Premium Tonic Water (en lata y vidrio) y con los refrescos de Vichy Catalán de los sabores lima-limón, menta (lata) y limón (vidrio).

   El objetivo era posicionarse como marca de refrescos saludables y captar también al segmento más joven de la población, así como entrar en nuevos canales gracias al envase lata, como el ‘vending’; y en noviembre del año pasado dio un paso más en su estrategia de diversificación al entrar en el mercado del vino con ViñaCHY.

   Es una gama de tres variedades –blanco, rosado, tinto– surgidas de la unión de los vinos de Bodega Casa de la Viña y del grupo catalán con un volumen de alcohol del 7%, y ya se han comercializado 70.000 botellas.

   En noviembre del año pasado, el grupo también lanzó nuevos productos con vitaminas: Mondariz Frutas (vidrio) de piña, naranja, melocotón y zanahoria con naranja, Mondariz Sport (lata), Mondariz Té Premium (lata) y Premium Mondariz Cola (vidrio y lata).

Inversión en su hotel Balneario

   Parte de los seis millones de inversión también han ido destinados al Hotel Balneario Vichy Catalán, donde se invierten unos 400.000 euros anuales en mantener las instalaciones y nuevos tratamientos, y por el que pasan unas 28.000 personas cada año.

   Aunque el consumo per cápita ha ido retrocediendo con la crisis y ronda los 105 litros por persona, el grupo, con 132 años de historia, encara nuevamente 2014 con la innovación como estrategia: "Estamos obsesionados con la innovación e ilusionados con buscar nuevos productos que supongan valor añadido al consumidor, que le gusten y nos los compre".

Aumentar las exportaciones

   Los productos del grupo –paraguas de marcas como Font d’Or, Font del Regàs, Les Creus, Mondariz, Monte Pinos y Jugos Canarios– se distribuyen en 35 países, y tienen gran aceptación en Inglaterra, México y Japón; además, Vichy Catalán apostó recientemente por Oriente Medio, comercializando sus referencias en Dubai, y ahora está en negociaciones con Qatar.

   La compañía, que en otros países se distribuye con la marca VCH Barcelona para evitar conflictos con el nombre Vichy, trabaja en potenciar la internacionalización, ya que actualmente las exportaciones sólo suponen el 5% de la facturación.

   En 2012, la caída continuada de las ventas desde el inicio de la crisis obligó al grupo a un recorte salarial del 10% de media en su plantilla, que está integrada por unas 650 personas frente a las 750 de antes de la recesión, si bien Renart no prevé nuevas reducciones de salarios.