Vichy Catalán rinde homenaje a su fundador, el doctor Modest Furest

0
18

   El doctor Furest puso en marcha la primera planta embotelladora de Vichy Catalán en Caldes de Malavella (Girona), y pocos años después inició la construcción del Hotel Balneario Vichy Catalán. Desde el principio tuvo claro que las propiedades saludables del agua Vichy Catalán eran excepcionales y por eso decidió que debía embotellarla para que todo el mundo pudiera disfrutar con su consumo y, al mismo tiempo, promover su aprovechamiento termal.

   El homenaje de Vichy Catalán a su fundador se plasma en una etiqueta elegante donde la imagen del doctor Furest y la del Balneario Vichy Catalán ocupan un lugar destacado. La parte derecha muestra un detalle de la fachada principal del balneario –un majestuoso edificio de estilo neomudéjar, joya del modernismo catalán del siglo XIX– rematada en su extremo superior por un detalle floral, uno de los elementos más característicos del estilo que revolucionó la arquitectura, el diseño y las artes plásticas y decorativas de la época.

  La parte izquierda de la etiqueta la preside una de las imágenes más conocidas del doctor Modest Furest, una fotografía de principios del siglo XX, cuando vivía en Girona. Sobre la figura del personaje homenajeado se puede leer en grafía modernista Dr.. Furest 1952-39. La parte central de la etiqueta la ocupa, como es habitual, la huella clásica de Vichy Catalán y su logotipo histórico en la parte superior sobre un fondo azul cielo muy suave.

   La parte inferior de la nueva etiqueta muestra el medallero de la marca. La contraetiqueta de la botella alberga un pequeño texto de homenaje al doctor Furest en tres idiomas (catalán, castellano e inglés) donde se destaca que fue el descubridor de las propiedades beneficiosas que Vichy Catalán aporta al organismo de las personas. Este espacio también incluye información de interés para los consumidores y la composición analítica de esta agua "premium"

Una serie limitada

    Esta serie limitada de etiquetas de homenaje al fundador de Vichy Catalán se utilizará en toda la gama de envases reutilizables de 1 litro, 500 ml y 250 ml que se utilizan en el sector de la restauración, y en los de 1 litro y 250 ml que se comercializan en el sector de la alimentación. La imagen del doctor Furest también estará presente en los paquetes de seis botellas de 250 ml, que se han diseñado con una imagen y una composición muy similar a la de la etiqueta.

   El homenaje al doctor Modest Furest i Roca es la última apuesta del Grupo Vichy Catalán en el ámbito del embellecimiento artístico del etiquetado de sus productos más emblemáticos. Las etiquetas de Vichy Catalán han cobijado durante los últimos años la obra de artistas de renombre internacional como Dalí, Gauguin, Mozart, Gaudí, Bécquer o Albéniz. También han servido para glosar grandes obras literarias como El Quijote y El Cantar del Mío Cid, o para homenajear a los violines Stradivarius, el templo de la Sagrada Familia o la Estatua de la Libertad, entre otros.

   Las propiedades saludables de Vichy Catalán se remontan a sus orígenes. El doctor Furest ya demostró que su consumo tenía un efecto beneficioso para el aparato digestivo y las inflamaciones crónicas. Estas observaciones basadas en la experiencia propia se han demostrado con creces mediante las técnicas de análisis más modernas.

    Actualmente, diversos estudios científicos realizados durante los últimos años por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), confirman que el consumo de Vichy Catalán reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares: la ingesta habitual de esta agua mineral natural carbónica reduce casi un 10% los índices totales de colesterol y cerca de un 15% los de LDL-colesterol o colesterol malo. Estos estudios se han realizado con grupos de riesgo (mujeres posmenopáusicas) y con grupos de hombres y mujeres jóvenes (de entre 18 y 35 años de edad) sin problemas de salud.