Vichy Catalán cree que el proceso que lidera el juzgado de Barcelona es el que mejor defiende los intereses de sus trabajadores y de la marca

0
8

Según Renart, el proceso de venta que lidera el juzgado de Barcelona también "puede ayudar a fortalecer el tejido económico del país, pues acelerará de forma inmediata la actividad industrial y comercial de una marca muy arraigada y apreciada por los consumidores". Cabe recordar que la oferta de Vichy Catalán para adquirir Cacaolat contempla el mantenimiento de los centros productivos, logísticos y comerciales de la compañía y la construcción de una nueva planta de producción.

Para Vichy Catalán, la venta del 95% de las acciones de Cacaolat que se encuentran en manos de Clesa (su matriz) autorizada por el Juzgado Mercantil número 6 de Madrid "genera muchas dudas y no es la mejor opción para garantizar el futuro de los trabajadores y de la marca", pues los beneficios de la venta de estas acciones probablemente no revertirán directamente en Cacaolat. Esta circunstancia ha motivado que Vichy Catalán haya optado por no seguir la vía de la compra de acciones para hacerse con la empresa.

Vichy Catalán anunciará próximamente que tal y como hizo en su día presentando un aval de 3 millones de euros para iniciar el proceso de compra, pronto presentará una oferta económica en firme para adquirir la unidad productiva de Cacaolat.