Las ventas de vinagre de Jerez van como un tiro. El condimento jerezano estableció el año pasado un nuevo récord absoluto al rebasar los cinco millones de litros comercializados, en concreto 5.178.979 que suponen un incremento del 10,77% respecto al ejercicio anterior.

Cuando el vinagre pasó a estar bajo la tutela del Consejo Regulador en el año 2000, las salidas rondaban los dos millones de litros, cifra que duplicó pocos años después, en concreto en 2004. Pero nunca antes se había superado la barrera de los cinco millones de litros, ya que en el anterior récord de ventas databa de 2014, cuando se alcanzaron los 4,8 millones de litros, según recoge Angel Espejo en diariodejerez.es.

España asume prácticamente el 50% del consumo total, seguida de una Francia que ralentiza su importación

Tras varios años de altibajos por la recesión del consumo que acompañó a la crisis económica y que hundieron las ventas por debajo de los cuatro millones en el bienio 2012-2013, el vinagre de Jerez vuelve a despuntar con fuerza gracias al tirón de la gastronomía y al prestigio del que goza el producto amparado por la Denominación de Origen jerezana entre los gurús de la alta cocina.

En el desglose de las ventas, España se mantiene como principal mercado de consumo del vinagre de Jerez con un volumen de cerca de 2,3 millones de litros y un repunte en 2016 del 12,62%. Cabe recordar que el mercado español desbancó al francés al frente de los destinos del condimento jerezano por primera vez en 2005. España se ha mantenido como principal consumidor salvo en el bienio 2009-2010, es decir, en plena recesión económica, y en 2012, cuando las ventas nacionales cayeron un 20%.

Las exportaciones, en su conjunto, registran un incremento en el último año del 9,35%, con el mercado francés y sus poco más de dos millones de litros en cabeza, si bien Francia, que se caracteriza por el dominio casi absoluto de las ventas a granel, cierra el año con un leve descenso del 0,11%.

Dentro de las fronteras europeas, el condimento logra un fuerte impulso en los mercados británico y alemán, el primero con un incremento del 32,52% y cerca de 188.000 litros vendidos; el segundo, con 181.000 litros y el 26,25% más. El total de Europa arroja una subida del 3,63% con un volumen comercializado de casi 2,5 millones de litros.

Estados Unidos, por su parte, se consolida como el tercer destino del vinagre de Jerez, en este caso del embotellado en origen que genera mayor valor añadido. Hacia norteamérica salieron un total de 353.000 litros entre enero y diciembre del último año, lo que representa un espectacular aumento del 76%.

En el resto de América, las ventas de vinagre apenas alcanzan los diez mil litros tras un aumento del 3%, cantidad simbólica como la que se destina a Asia, que retrocede un 59% en el último año con poco más de cuatro mil litros comercializados, de los que más de la mitad se destinan a Japón.

La buena salud del vinagre contrasta con la evolución de las ventas de vino de Jerez, que prosiguen su caída en volumen compensada, en parte, por el aumento de valor. Las salidas totales de jerez en 2016 se sitúan por debajo ya de los 35 millones de litros tras un descenso del 4%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here