Vinos y Mujeres enfadadas

0
1

    Destacó que el proyecto "Vinos y Mujeres" nace como una "autoestimulación" del colectivo, ya que el sector del vino es "marcadamente masculino", tanto en la forma de comunicar como en la distribución, al tiempo que es un "foro de debate" entre amigas.

     Algunas de las reivindicaciones del colectivo giran en torno a la mejora de la profesión, al aumento de cursos de reciclaje y a la creación de una facultad en Málaga sobre el sector.

     Incidió en que el desarrollo de la agrupación está siendo "lento", y se basa en reuniones en las que se dan a conocer bodegas y se "intercambian experiencias".

     Por su parte, la sumiller del restaurante con estrella Michelín El Lago y también pionera del proyecto, María Aguilar, dijo que la asociación surgió para fomentar el papel de la mujer dentro del ámbito gastronómico en Málaga y en Andalucía.

     Aguilar destacó que la intención del grupo es "hacer un poco de fuerza" y que se vea la importancia del papel de la mujer, pues en el sector de la hostelería ostenta desempeña cargos de relevancia en una proporción del cuarenta por ciento.

     Dijo que el principal problema de la mujer a la hora de emprender en el sector gastronómico es la conciliación familiar y laboral, y que a cierta edad se le exige "mejor presencia y mejor preparación" para permanecer en los puestos de relevancia.

     Como proyectos de futuro, la organización se plantea hacer cursos de reciclaje, alguna reunión a nivel regional, ya que están afianzándose en Málaga, organizar unas jornadas con mesa redonda o ampliar el campo de actuación a productos como el aceite.

     El colectivo ha sido fundado por seis mujeres, a las que se han sumado una treintena de profesionales entre políticas, sumilleres, distribuidoras, bodegueras, profesoras o periodistas, y desde su presentación en diciembre de 2012 han celebrado dos encuentros para dar a conocer bodegas de la provincia lideradas por féminas.