Vips crecerá vía franquicias con 30 nuevas al año tras mejorar su rentabilidad

0
66

    Con el cambio de modelo, para poner en marcha una franquicia de la cadena Ginos se necesita una inversión de 280.000 euros, muy por debajo de los 480.000 euros requeridos en el concepto inicial.

    Francia ha apuntado que hay mucho recorrido, sobre todo porque el grupo Vips es atípico entre la restauración organizada -donde el peso está más en las franquicias que en los restaurantes propios-, mientras que en este grupo de restauración es a la inversa.

    Ha asegurado que lo lógico en su caso es crecer vía franquicia, porque "aporta velocidad de crecimiento y no necesitas inversión, lo que te permite crecer más rápido y te da acceso a plazas de tamaño intermedio y siempre necesitas alguien local que conozca la zona".

    Sin embargo, ha planteado que el grupo "no quiere crecer por crecer; no queremos abrir más franquicias de las que se deben abrir; dependerá de los emprendedores, de que nos gusten y nos den confianza, y de que existan buenas localizaciones en sitios adecuados".

    En su opinión, es difícil que vayan a un modelo en el que los restaurantes propios pesen un 20% y las franquicias un 80%, pero sí estiman que terminarán en un 60-40%, respectivamente, con "la idea es ir hacia un 50% en los próximo años".

    Los nuevos formatos de franquicia tienen revisado su modelo de negocio, se ha industrializado de forma mucho más ajustada a la realidad de la demanda -que ha descendido- y requerirán de un menor volumen de transacciones para empezar a dar rentabilidades razonables, ha destacado.

    En cuanto al nuevo modelo de gestión, ha resaltado que permitirá optimizar los recursos de forma que se pueda operar en los turnos con menor demanda con menor personal, "por lo que lo haces más eficiente desde punto rentabilidad", ya que a su juicio son modelos que se comportan mejor que la competencia y más rentables hoy para el inversor que hace 3, 4 ó 5 años.

    Francia es optimista a la hora de franquiciar el negocio, sobre todo porque "ahora hay gente con ganas de emprender. Todas las crisis tiene su parte positiva, pero hoy en España hay mucha gente con ganas de emprender y apostar por concepto e ideas buenas".

    Ignacio Bonilla, por su parte, ha aludido a las innovaciones incorporadas en los restaurantes, como un horno de pizza en Ginos a la vista del cliente, o el caso de VipSmart, que ofrece los platos más vendidos de Vips con un 25 % de descuento bajo un formato diferente, el conocido como "casual dinning".

    Durante los últimos tres año la cadena ha congelado los precios por la crisis económica, que ha retraído el consumo.