Vuelven las burbujas la cava: suben las ventas tras tres años de caídas por el consumo interno

0
9

      Por contra, las exportaciones de cava disminuyeron el pasado año en su conjunto un 3,26%, hasta los 154,7 millones de botellas, si bien la evolución fue muy diferente en la Unión Europa (UE) y en el resto del mundo. En el caso de la UE, las expediciones de espumoso cayeron un 5,3%, situándose en 111,6 millones de botellas, lo que representa el 72% del total del cava exportado.

La subida de precios de una empresa alemana provoca una cañida del 24% de la exportación


     Este descenso viene marcado en gran medida por el mercado alemán, que cae más de un 24%, aunque continúa siendo el primer destino de las exportaciones de cava, con más de 30,5 millones de botellas, según ha explicado Bonet, que ha atribuido el retroceso de ventas en este país a la política de incremento de precios que ha llevado a cabo una gran empresa y que se ha traducido en una caída de la demanda.

      La segunda posición en la clasificación europea de países importadores de cava la ocupa Bélgica, que crece en el último año casi un 11,7%, situándose prácticamente al mismo nivel que Alemania, con 30,4 millones de botellas.

     Tras Alemania y Bélgica, los principales consumidores de cava en la UE son Reino Unido, con 28,8 millones de botellas, y Francia, que crece casi un 17 % y llega a los 6,3 millones de botellas. "Los franceses han descubierto que aquí hacemos un producto de altísima calidad y no excesivamente caro", ha comentado el presidente del Consejo Regulador.

      Fuera de la UE, las exportaciones de cava mantienen una evolución positiva y se sitúan en 43,1 millones de botellas, un 2,36 % más que en 2013. Estados Unidos, Japón, Suiza, Canadá, Brasil e Israel son los principales países importadores de cava, aunque cada vez crecen a mayor ritmo otros destinos como China, con un incremento del 104,6% en 2014, o Rusia, del 24,5%.

Una facturación en su conjunto de 1.030 millones de euros


     Teniendo en cuenta las cifras de ventas en el mercado doméstico y el exterior, el sector del cava creció en su conjunto en el último año un 0,35% y alcanzó una facturación de 1.030 millones de euros, aproximadamente un 6% más que en 2013.

      "El cava sigue siendo líder mundial en exportación de vino espumoso de calidad elaborado mediante el método tradicional, con un volumen total de 154,7 millones de botellas", ha destacado Pere Bonet, que ha apuntado que actualmente hay 244 empresas elaboradoras de cava, tres menos que en 2013, lo que evidencia la fortaleza y estabilidad del sector, pese al impacto de la crisis.

     Prácticamente el 97% del cava que se consume procede de Cataluña. El conseller de Agricultura, Josep Maria Pelegrí, ha afirmado que los datos dados a conocer por el Consejo Regulador del Cava ponen de manifiesto la "tendencia a la recuperación" de la economía española, que "cada vez va siendo más realidad".

     Pelegrí ha recordado asimismo que el mercado de este producto es "el mundo" y ha emplazado al sector a seguir trabajando para llegar a nuevos países.

     La producción de cava ha tenido una evolución desigual durante la crisis. Así, las ventas se mantuvieron prácticamente estables entre los años 2005 y 2008, mientras que cayeron en su conjunto en 2009, 2011 y 2013.

Atendiendo sólo al mercado interno, las ventas descendieron entre los años 2007 y 2009 y crecieron un 8,37 % en 2010, mientras que en 2011 volvieron a registros negativos, encadenando tres ejercicios consecutivos de caídas.

Por su parte, las exportaciones descendieron en 2009, en 2013 y han vuelto a disminuir en 2014.