WWF alerta de un nuevo incremento de las emisiones de CO2 derivadas de la quema de carbón

0
10

WWF.-En el número 57 del Observatorio de la Electricidad, WWF denuncia el fuerte aumento de la producción eléctrica con carbón y gas natural, así como el consecuente incremento de emisiones de CO2.

En el reparto del mix eléctrico, han escalado posiciones el gas natural y el carbón. El balance eléctrico de mayo es una importante pérdida de posiciones para las energías renovables frente a los combustibles fósiles.

El sistema eléctrico peninsular cierra el mes de mayo de 2011 con un aumento del 29,5% de las emisiones de CO2 respecto a abril. Esta notable subida es consecuencia del importante incremento de la producción eléctrica con carbón.

Las energías renovables han disminuido en mayo su aporte en la producción de electricidad, principalmente la hidráulica y la eólica. Por el contrario, ha aumentado la generación con gas natural y fuel-gas.

Respecto a mayo de 2010, el Observatorio de la Electricidad de WWF muestra una disminución de la hidráulica, la eólica y la nuclear, así como del ciclo combinado de gas, el fuel-gas y otros. Sin embargo, en este mismo período ha aumentado considerablemente la electricidad procedente de la combustión del carbón.

WWF alerta del peligro que supone aumentar la quema de carbón y otros combustibles fósiles que contribuyen al aumento de emisiones. Estas fuentes contaminantes alejan a España del cumplimiento del Protocolo de Kioto y de los compromisos de reducción de emisiones de la Unión Europea. Además, la organización denuncia la falta de una hoja de ruta para un futuro energético renovable, el freno al desarrollo de las energías renovables en España y la falta de una planificación energética integral.

La pérdida de liderazgo de España como referente en desarrollo tecnológico de fuentes renovables frente a otros países como Alemania puede tener consecuencias muy negativas en nuestra economía. De hecho, la inseguridad regulatoria introducida en la normativa del sector renovable ha provocado que en 2010 las inversiones renovables crecieran en todo el mundo más del 40% y en Alemania un 100%. Por el contrario, en nuestro país estas inversiones disminuyeron un 53% y la mayoría se realizaron fuera de nuestras fronteras.

WWF resalta que las energías renovables son una oportunidad para contribuir a un cambio de modelo productivo, desarrollando la industria tecnológica del sector renovables, la mejora de la competitividad, el I+D, así como la generación de empleo y riqueza. Estas energías también posibilitan la disminución de la fuerte dependencia energética de España de los combustibles fósiles, dejando de importar gas y petróleo cuyo carácter inflacionista ha llevado a precios muy caros insostenibles en tiempos de crisis económica.

Datos sobre los indicadores ambientales:

• A pesar del incremento de las emisiones de CO2, en mayo se mantiene la clasificación del mes anterior en el indicador de calidad ambiental para las emisiones de dióxido de carbono del sistema eléctrico en la categoría B (mejora respecto a la Media de 2003-2005, en que la categoría era D).

• La generación nuclear ha disminuido bastante con respecto a abril de 2011, y también disminuye de forma considerable respecto a mayo de 2010, aunque se sitúa en el tercer puesto del mix eléctrico. Por tanto, se mantiene la categoría C del mes pasado, del indicador de calidad para los residuos de alta actividad (mejora respecto a la media de 2003-2005, en que la categoría era D).

Los datos más destacados de mayo para el sistema peninsular son los siguientes:

La energía hidráulica aportó el 11,7% al sistema eléctrico peninsular, situándose en el quinto puesto del mix eléctrico por delante del fuel-gas. La energía nuclear representó el 17,9% del mix eléctrico peninsular, situándola en el segundo puesto del mix eléctrico del Sistema Peninsular por delante de las energías renovables y detrás del ciclo combinado de gas natural.

La generación eólica disminuye y pasa al tercero puesto dentro del mix peninsular, con una aportación del 14,8% al sistema eléctrico. Su producción ha disminuido en mayo de 2011 respecto al pasado mes de abril de 2011 (16,0%) y es, a su vez, inferior a la producción de mayo de 2010 (16,6%).

Las centrales térmicas de carbón, que continúan con su tendencia de fuerte aumento en su aportación al mix eléctrico, contribuyeron con un 14,2%. Se sitúan como la cuarta fuente de electricidad del sistema y esto provoca un aumento de emisiones de gases de efecto invernadero.

Las centrales de ciclo combinado de gas natural representaron el 19,5% del mix peninsular, aumentando su producción de electricidad y ocupando el primer puesto en el desglose de fuentes de energía del Sistema Peninsular eléctrico.

Como consecuencia de la mayor producción con combustibles fósiles, se ha producido un aumento importante en los valores de las emisiones específicas de dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno: 0,417 gramos y 0,310 gramos por kWh producido, respectivamente. Las emisiones medias de CO2 en mayo de 2011 han aumentado, pasando a 213 kg de CO2 por MWh generado.

Estas emisiones fueron muy superiores al valor medio registrado en abril de 2011 (165 kg/MWh), y también muy superiores que las de mayo de 2010 (125 kg/MWh).

Las emisiones de CO2 en mayo de 2011 han aumentado considerablemente como consecuencia de la mayor aportación de los combustibles fósiles (carbón y gas natural, principalmente, que han aumentado su producción) al mix energético y también porque ha bajado la producción eólica y la hidráulica, que evitan emisiones. El 21,4% restante corresponde a “Otros”: un conjunto de energías renovables (solar, biomasa, minihidráulica) y cogeneración.