WWF participa en la recuperación de la Sierra del Rincón, en Madrid

0
8

WWF .- Este fin de semana, coincidiendo con la víspera del Día Mundial del Medio Ambiente, un grupo de 20 voluntarios de WWF se dedicarán a diversos trabajos de mantenimiento, seguimiento y evaluación en las plantaciones forestales efectuadas por la organización en la Sierra del Rincón (Madrid), al norte de la Comunidad de Madrid.

En este espacio de más de 15.000 hectáreas, Reserva de la Biosfera, conviven árboles centenarios, ríos de aguas limpias y un valioso paisaje con bosques afectados por reiterados incendios, montes abiertos con escasa regeneración natural y masas de reducida biodiversidad.

De ahí la importancia de esta iniciativa que la organización puso en marcha hace cuatro años, con el apoyo de la Mancomunidad de la Sierra y de Toyota Prius. Los objetivos principales son contribuir a devolver la vegetación a su estado original, asegurar la conectividad entre los territorios y potenciar su riqueza biológica.

Desde 2008 y con la ayuda de cientos de voluntarios, WWF ha recogido frutos y semillas de las principales especies autóctonas presentes en la sierra, como son el roble melojo, el haya, el abedul y el tejo. En total, gracias a esta iniciativa se han plantado 8.000 plantones en la Sierra del Rincón a lo largo de 15 hectáreas.

De igual forma, el vivero forestal de Montejo de la Sierra se ha habilitado en el marco del proyecto para garantizar el origen local de los plantones empleados y evitar una posible contaminación genética del ecosistema. En total, se han producido en estos cuatro años un total de 3.000 plantones de especies autóctonas y relictas.

Asimismo, se han realizado en la zona talleres con la población local y actividades de sensibilización con los escolares de la Reserva, todo ello encaminado a concienciar sobre la importancia de proteger, conservar y recuperar los bosques.

María Melero, Área de Restauración Forestal de WWF España, concluye: “En nuestro país están desapareciendo grandes cantidades de bosques, a lo que cabe añadir que la calidad de los que resisten, así como su capacidad de regeneración, es muy baja. Esto significa que es imprescindible restaurar e impulsar medidas contundentes para salvar nuestra riqueza forestal”.

A escala nacional, tal y como recoge WWF en su informe “Los Bosques que nos quedan”, los bosques españoles representan en la actualidad el 29 por ciento del territorio que potencialmente podrían ocupar. La organización sostiene que, para revertir la situación y que todas las unidades ambientales conserven al menos un 30% de bosque, habría que restaurar para 2030 unas 2.6 millones de hectáreas, plantando 2.000 millones de árboles y arbustos.