Xunta:No vamos a ceder en el empeño de garantizar la sostenibilidad del pulpo

0
29

EFE.- Maneiro ha comparecido hoy en rueda de prensa acompañado por el subdirector general del Servicio de Guardacostas de Galicia, Lino Sexto, para valorar el inicio hoy de la campaña del pulpo en la comunidad gallega, en la que ha dicho que en el departamento autonómico están abiertos al diálogo, ante las protestas que ha generado el plan de gestión de esta especie.

   Parte del sector, ha asegurado, ha actuado con "irresponsabilidad", también se han hecho públicas las protestas pero "otra parte silenciosa" sí está de acuerdo con el plan.

   Así, ha recordado la celebración de varias reuniones para abordar dicho plan de las que se acordaron diversas modificaciones, si bien ha reconocido que los responsables de la Consellería no se pueden reunir con todos los implicados, por lo que ha aseverado: "no entendemos a qué se está jugando faltando de esta manera a la verdad".

   De hecho previamente, desde las 11:00 horas, unos trescientos integrantes de varias cofradías contra el plan de gestión del pulpo, entre otras razones por la exigencia de precintos en las nasas, protagonizaron una protesta ante la sede de la Xunta, donde arrojaron piedras y petardos, que requirió la intervención de la policía.

   Sobre estas protestas y desacuerdos con el plan ha considerado que estas personas tienen la libertad de evidenciarlos pero quienes lo comparten la de permitírselo, y ha agregado que está habiendo "coacciones importantes" en los puertos para que la gente no salga a faenar.

   En cuanto a los precintos, ha señalado que se ha pedido a la administración que se adopten las medidas necesarias para controlar el sobre esfuerzo pesquero, ante lo que ha indicado que está "fuera de discusión" que se acepte, con el matiz de que sí se podría modificar pero con informes científicos, ha agregado.

   Ante esta situación, Maneiro ha sostenido que la Consellería trata con este plan de actuar "con responsabilidad y con rigor" pese a saber que "iba a tener conflictividad" pues, ha explicado, cada vez se necesitan más nasas para capturar la misma cantidad de pulpo y más lejos de la costa.

   En este sentido, ha reconocido la existencia de un "problema" en la gestión del pulpo, y por ello ha detallado que el número de embarcaciones autorizadas con nasas asciende a 1.325 -y supondrían entre 2.500-3.000 personas que viven de ello-, de las que el 50 % ejerce alguna vez la actividad, y que se han solicitado 461 precintos.

   En el inicio de la campaña en 2012 salieron 406, ha precisado.

   Por ello, ha indicado que si los 1.325 barcos autorizados con nasas para el pulpo salen todos a faenar implicaría 426.000 nasas en el mar.

   Maneiro ha argumentado que la motivación a la hora de abordar este problema es el descenso de capturas, la protección del recurso y medidas para la comercialización y control tras la extracción del mismo para mejorar los precios.

   Así, 2010 fue una campaña "excepcional" pero en 2012 dejaron de capturarse 800 toneladas con un valor de casi 6 millones de euros, por lo que en esta materia "todos los años hay dificultades".

   Para proteger el recurso se han contemplado diversas medidas que son, además del precinto -numerado por nasa e identificativo de cada embarcación-, el horario de trabajo -de 06:00 a 16:00 horas-, el sistema de puntos de control de descarga para evitar aquellas ventas fuera de lonja y el programa de control por Guardacostas en el mar -a finales de junio se incautaron más de 15.000 nasas indebidamente caladas- y en tierra.

   Acerca del régimen de calado, ha defendido que hubo un cambio en Arousa hace dos años por la singularidad de las Rías Baixas, algo que "no es nuevo" y con lo que "no estamos discriminando a nadie".

   "La situación no es satisfactoria desde el punto de vista biológico y de rentabilidad económica; la tendencia es que los datos son peores cada año", ha concluido.