ASAJA Alicante lamenta que la Xylella Fastidiosa se haya extendido a nuevas parcelas de almendros y, por primera vez, a otras especies arbustivas como la manzanilla o el romero, hecho que demuestra “que las medidas que se están aplicando no son efectivas”. Exige a la Conselleria de Agricultura ampliar la zona tampón y controlar de inmediato la actividad vectorial, ya que el insecto que propaga la bacteria se ha multiplicado como puede comprobarse en los terrenos afectados. También urge abordar desde ya un plan de replantación para reducir el impacto medioambiental, paisajístico y económico que está ocasionando el Plan de Erradicación que está aplicando.

Por municipios, los nuevos casos positivos se detectan en Benissa (22), Gata de Gorgos (1), Altea (1), Famorca (1), Tárbena (1), Beniardá (2) y Callosa d´En Sarrià (2). Desde ASAJA Alicante se insistió en la reunión con la Consellería que “la aparición de nuevas especies demuestra que el Plan de Erradicación que está aplicando la Conselleria de Agricultura no da resultados y que la Administración Autonómica debe dar un paso más y establecer un Plan de Contención que de verdad sea efectivo”. Éste debería estructurarse en tres bloques de actuación fundamentales:

-Ampliar la zona tampón de 5 a 20 km para desarrollar un trabajo de campo exhaustivo y realizar más prospecciones periódicas. La mayor preocupación que existe ahora es que la plaga no llegue a otros territorios, por ello, este elemento es clave. La zona tampón constituye una barrera. “Si todos trabajamos juntos, las posibilidades de que se extienda la Xylella Fastidiosa serán menores”, argumenta el presidente de ASAJA Alicante, Eladio Aniorte.

“No se consigue nada si arrancamos el árbol y no tomamos medidas para controlar el vector”

-Reducir la actividad vectorial. Los volúmenes de insectos vectores se multiplican. Solo con darse una vuelta por los terrenos afectados en los que ya se han arrancado los almendros podemos darnos cuenta de la gran actividad vectorial que hay. Los insectos, responsables de propagar la bacteria, se han multiplicado. “No se consigue nada si arrancamos el árbol y no tomamos medidas para controlar el vector. Por no realizar este tipo de medidas es por lo que la bacteria de la Xylella Fastidiosa ha saltado de los árboles a las especies arbustivas”, denuncian fuentes de la organización.

-Por último, ASAJA Alicante considera que es prioritario, el dialogo debe restablecerse y contar con la asistencia con los agricultores afectados. Es muy importante que haya un mayor compromiso y tener en cuenta los daños y el impacto que está generando la situación en los terrenos afectados. “La Conselleria de Agricultura debe dejar de tratar de imponer sus criterios “a las bravas”, pasando por encima de los afectados. “Urge sentarse, hablar, escuchar y sentarse para que todos trabajemos juntos”, traslada el presidente.

ASAJA desmiente las acusaciones que se están vertiendo acerca de los afectados estén dificultando las actuaciones del Consell. Se están basando en excusas para tratar de esconder su ineficacia y el disparate en la gestión que están desarrollando en la crisis de la Xylella Fastidiosa, en vez de asumir sus responsabilidades y actuar con coherencia, “que aún están a tiempo”, recuerda Aniorte.

Tiene todo el margen necesario para poder aplicar medidas sin ningún tipo de limitación. Hay nuevos focos que ponen en evidencia lo que desde la Unión Europea también están transmitiendo y es que legislación comunitaria es muy rígida y establece un protocolo que se basa en estrategias que no pueden resultar efectivas para todos, pues la bacteria no se comporta igual en cada Estado miembro. Es necesario adaptarse a las especificidades y a las características de cada territorio. “La Conselleria de Agricultura debe atender las peticiones de las organizaciones agrarias y adoptar medidas más efectivas o la plaga va a continuar extendiéndose”, lamenta Aniorte.

Hasta el momento ya se han arrancado 16.620 almendros y se prevé el arranque y destrucción de otros 55.800 almendros. Debe trabajarse en la replantación para reducir el impacto paisajístico, medioambiental y económico y que tenga en cuenta los estudios que se han desarrollado y que establece cuáles son las especies de almendros tolerantes a la Xylella Fastidiosa y otro tipo de cultivos sostenibles para las zonas afectadas.

Asimismo, además de centrarse en la actividad vectorial, ven necesario ofrecer opciones de futuro a los empresarios agrícolas de las zonas afectadas para evitar también el despoblamiento. Para ello, también será necesario tener en cuenta el lucro cesante y que las indemnizaciones sean igual para todos los territorios afectados de la Unión Europea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here