Zaragoza cuenta con 464.340 ha óptimas para el desarrollo de la trufa negra

0
10

EFE.- Así se recoge en el estudio que ha liderado Juan Barriuso, investigador del área de truficultura del CITA y que ha culminado con la elaboración del mapa de distribución del hábitat de la trufa en la provincia de Zaragoza.

Este mapa, que ha hecho público este sábado el consejero de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, incluye tanto zonas forestales como agrícolas capacitadas para el desarrollo del hongo, informa el Ejecutivo autonómico en una nota de prensa.

Aliaga ha destacado la colaboración con la Diputación de Zaragoza para la realización de este proyecto de investigación e innovación al servicio de los agricultores.

El resultado de esta colaboración, iniciada en 2012, se ha plasmado en dos mapas en los que se expone una clasificación de la provincia de Zaragoza en función de su potencial trufero, de forma que se han generado dos mapas clasificados en cuatro clases en función de su valía.

Estos mapas fijan las zonas en las que ecológicamente se puede desarrollar el hongo (mapa de distribución del hábitat de la trufa negra en la provincia de Zaragoza), así como las zonas óptimas para el cultivo (mapa de aptitud para el cultivo de la trufa negra).

Los mapas están generados a partir de cartografía edáfica, climática y topográfica, ponderada en función de su relevancia con la fructificación de la trufa negra.

Además, se han validado con truferas productoras, ya sean silvestres o cultivadas, para comprobar la fiabilidad de los resultados.

Arturo Aliaga ha destacado las posibilidades de desarrollo de la trufa y la “buena sintonía” que debe existir entre los distintos componentes que Aragón ofrece, “ya que el potencial es enorme y tenemos que ligar trufa con gastronomía, donde en Madrid Fusión, la trufa aragonesa ha sido uno de los protagonistas”, y de esta forma apoyar el turismo y otras posibilidades de desarrollo.

La truficultura es una actividad que se encuentra en pleno proceso de desarrollo en Aragón, con un crecimiento aproximado de 500 hectáreas anuales y una superficie de 10.000 km2 aptos para el desarrollo de la trufa negra.

El 44 % de los viveros de planta micorrizada de España se encuentran en Aragón, 12 de 27, y suponen cerca del 75 % del total de la producción anual del país, con alrededor de 350.000 plantones.

El 11 % del total mundial de las plantaciones productoras de trufa negra se encuentran en Aragón y se estima que el 20 % de la producción global de estos hongos es de esta región.