El Foro Global de Alimentación de Berlín, en el que participaron representantes de 83 países, llamaron el sábado en su resolución final a hacer un uso más eficiente del agua en la agricultura y calificaron el manejo responsable de ese recurso como uno de los principales retos del siglo XXI.

“La agricultura usa hoy cerca del 70 por ciento del agua dulce y por eso tiene una responsabilidad especial”, dijo el ministro de Agricultura alemán y anfitrión del encuentro, Christian Schmidt. El reto, según Schmidt, es “producir más alimentos usando menos agua”.

Para ello, según el comisario europeo de Agricultura Phil Hogan, es necesario movilizar todos los recursos tecnológicos disponibles.

“Tenemos que movilizar nuestras tecnologías y nuestros conocimientos para hacer posible un uso más eficiente del agua”, dijo Hogan.

El director de la Organización de Alimentación y Agricultura de la ONU (FAO), José Graziano da Silva, dijo que ya existen tecnologías adecuadas que pueden reducir de forma radical el uso de agua, pero agregó que la mayoría de los granjeros en el mundo no tienen acceso a ellos.

“La mayoría de los granjeros no tienen la infraestructura para usar esas tecnologías ni los recursos para adquirirlas”. dijo.

Compromiso de España con la eficencia, al ser primer país de la Unión Europea en superficie de regadíos

Por su parte, el secretario general de Agricultura y  Alimentación, Carlos Cabanas, ha destacado en  la Cumbre del G20 el compromiso de España, primer país de la Unión Europea en superficie de regadíos, con la eficiencia en el uso de los recursos naturales.

En ese foro  centrado en el agua y la agricultura, Cabanas ha subrayado el papel de  innovación y las nuevas tecnologías como elementos imprescindibles para lograr un uso más sostenible de los recursos hídricos.

En este sentido ha señalado que la modernización y mejora en la gestión ha permitido en España un descenso en el consumo de agua para riego de un 14% entre 2000 y 2013 logrando, al mismo tiempo, un incremento del 7% en la superficie regada.

En su intervención en el plenario Cabanas ha incidido en la importancia de las tecnologías de la información y comunicación como elemento clave en el crecimiento económico, la generación de empleo y la diversificación de la economía, que deben servir de base para lograr la seguridad alimentaria dentro de una agricultura sostenible.

En este sentido el secretario general resaltado la creación en España del Grupo Focal sobre Regadío, Energía y Medio Ambiente, un equipo multidisciplinar que ha recopilado 75 iniciativas de innovación en las que las Tecnologías de la Información y Comunicación constituyen una de las principales líneas de investigación.

Por último el Secretario General ha subrayado la necesidad de reducir la brecha digital entre el mundo rural y el urbano como elemento imprescindible para lograr una economía robusta, innovadora, integradora e inclusiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here