La Fiscalía Provincial de Córdoba ha abierto diligencias de investigación sobre una empresa de un municipio de la provincia cordobesa que, junto con otras entidades andaluzas y catalanas, supuestamente han exportado aceite de oliva adulterado para que pudiera ser vendido como “aceite de oliva virgen extra” en Italia, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

Al respecto, el Ministerio Público solicitó en 2016 la incoación de diligencias previas en la provincia de Almería para el “total esclarecimiento” de un posible delito contra el mercado y los consumidores ante la exportación de dicho aceite de oliva.

La investigación judicial se centra en empresas de Córdoba y Almería, pero está abierta a otras provincias

La denuncia interpuesta llegó después de que se recibiera una solicitud de cooperación judicial internacional de las autoridades italianas, que han comprobado tras varias investigaciones “diferentes episodios de fraude al comercio cometidos en España en productos aceiteros”.

Según el documento consultado por Europa Press, los productos habrían sido vendidos en Italia por “diversos operadores” después de haber pasado por “conductas de desacidificación y desodorización del aceite de oliva”, lo que permitía que el aceite “se volviera aceite de oliva virgen extra” o “aceite de oliva virgen lampante”, bajo cuyas denominaciones se exportaba al país italiano.

En el marco de esta investigación, la Fiscalía de Jaén remitió expediente para proceder a la incoación de diligencias previas al Juzgado de Instrucción decano del municipio jiennense de Villacarrillo, a fin de investigar a tres sociedades cooperativas sospechosas de haber seguido estas prácticas de venta de aceite de oliva adulterado.

Del mismo modo, a partir de casos detectados en 2013, las autoridades italianas también han solicitado asistencia judicial en el marco de la cooperación jurídica internacional para investigar otras tres sociedades más radicadas en las provincias de Tarragona, Sevilla y Córdoba.

Los análisis realizados por las autoridades en el área portuaria de Salerno detectaron once resultados irregulares o anómalos

Según la investigación previa, las empresas proveedoras de Córdoba y Almería estarían “conectadas entre sí” al ser la almeriense una posición empresarial de la entidad cordobesa. En su caso, el aceite de oliva proporcionado por proveedores españoles para al menos nueve clientes llegaba en camiones cisterna documentado como “virgen extra” al área portuaria de Salerno, donde era sometido a controles analíticos.

En este sentido, seis de las tomas realizadas dieron resultados “irregulares” con respecto a los requisitos organolépticos previstos para la categoría de aceite declarado; mientras que en otras cinco ocasiones, las pruebas analíticas señalaron casos “anómalos” que hacían sospechar “del uso de tratamientos técnicos no permitidos como la desodorización”.

Para la autoridad italiana, al menos estas dos empresas supuestamente “involucradas en el engaño” consistente en desodorizar aceite tramitado como virgen extra “forman parte de la misma matriz empresarial legalmente representadas por el mismo sujeto”, con lo que ve “evidente el intento del proveedor español de querer dispersar” los efectos de las primeras muestras analizadas en diferentes envíos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here