Acusados de “imprudencia grave” los tres agricultores detenidos en Valencia por el incendio forestal

0
68

Los tres agricultores, pertenecientes a una cuadrilla que estaba podando cítricos, detenidos por la Guardia Civil y acusados de ser los presuntos responsables del incendio que arrasó 2.200 hectáreas en Carcaixent (Valencia) pueden ser acusados de un posible delito de incendio forestal por imprudencia grave.

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha informado de que uno de los quemadores que utilizaban para la poda de los cítricos estaba en mal estado y ha destacado que “se detectó el foco del inicio desde el primer momento”.

los acusados estaban haciendo “quemas agrícolas, irregulares, ilegales e imprudentes porque estaban apenas a 30 metros de una zona forestal”

“Se averiguó que había una cuadrilla de agricultores que estaban en la zona del origen del incendio haciendo quemas agrícolas, irregulares, ilegales e imprudentes porque estaban apenas a 30 metros de una zona forestal”, ha manifestado. “Hoy mismo esas diligencias han pasado a disposición del jugado de instrucción de Alzira correspondiente y, a partir de ahora, el juez debe determinar si efectivamente hay un delito de incendio forestal con imprudencia grave”, ha manifestado.

El posible origen del fuego es la mencionada quema agrícola, ya que los citados agricultores estaban podando cítricos y uno de los quemadores estaba en mal estado, según el delegado, que ha indicado que los trabajos se realizaban cerca de una masa forestal.

Moragues ha destacado la “eficiencia” con la que la Policía Judicial y el Seprona han investigado las causas y el origen del incendio, que arrasó 2.200 hectáreas en el término de Carcaixent y obligó a desalojar a cientos de personas, ya que una vez enfriado el terreno, “se detectó el foco del inicio desde el primer momento”.

“Se averiguó que había una cuadrilla de agricultores que estaban en la zona del origen del incendio haciendo quemas agrícolas, irregulares, ilegales e imprudentes porque estaban apenas a 30 metros de una zona forestal”, ha manifestado.

El delegado ha incidido en que fruto de la investigación “se detuvo a esas tres personas, se les interrogó y se les puso en libertad” con la condición de investigados.

El mismo jueves 23 esas diligencias han pasado a disposición del jugado de instrucción de Alzira correspondiente y, a partir de ahora, el juez “debe determinar si efectivamente hay un delito de incendio forestal con imprudencia grave”, ha manifestado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here