Tras la denuncia que la Alianza UPA-COAG hiciese sobre los precios del trigo en origen y el aumento de la barra de pan al consumidor y recogido por Agroinformación, vuelve a expresar su descontento ante la situación que genera la industria de fertilizantes a los agricultores.

Según informa esta organización agraria, algunas noticias apuntan a que la industria de fertilizantes va a incrementar considerablemente el precio de los abonos complejos y nitrogenados, próximos a aplicar por parte de los agricultores en cultivos como la colza y posteriormente en forrajes y cereales, entre otros.

La Alianza explica que Castilla y León ha tenido una cosecha de cereales aceptable, con precios hasta la fecha sorprendentemente bajos, si se tiene en cuenta la escasez de producción que existe a nivel internacional y sin embargo los precios de los inputs como semillas, combustibles o fertilizantes han sufrido un ascenso imparable y apuntan incluso a incrementos aún mayores.

los agricultores de Castilla y León gastan en torno a 500 millones de euros en fertilizantes al año

En este sentido, la organización agraria sospecha que ahora la industria de fertilizantes incrementará desde ya mismo el coste del precio de los abonos compuestos y nitrogenados a un precio muy superior a los marcados en el año 2017.

La Alianza UPA-COAG recuerda que una hectárea de secano precisa de unos 300 kilos de abono nitrogenado como media, mientras que una hectárea de regadío consume más de 700 kilos, y que los agricultores de Castilla y León gastan en torno a 500 millones de euros en fertilizantes al año, casi una cuarta parte del consumo nacional.

“Estamos ante cifras muy importantes teniendo en cuenta que el consumo de fertilizantes anual en Castilla y León se sitúa aproximadamente en 1,3 millones de toneladas, de los que casi el 50 % lo acaparan los abonos complejos de sementera y un 40 % los nitrogenados. Esto supone que el coste añadido en fertilizantes para el bolsillo de los agricultores castellanoleoneses respecto a la campaña pasada será muy elevado”

 Ante esta situación y antes de comenzar las labores pertinentes, la Alianza UPA-COAG hace un llamamiento a los agricultores de la región para que controlen la aplicación de abonos en función de la necesidad del terreno para no aplicar “más unidades de las necesarias”. Además, aconsejamos a los agricultores que realicen análisis en sus terrenos, que incluso en algunos casos son gratuitos, para que la aplicación de los mismos sea lo más ajustada posible a cada necesidad.

 Por otro lado, la Alianza UPA-COAG califica como “lamentable la situación que se ha generado de un tiempo a esta parte desde la industria de fertilizantes, que funciona en la práctica como un monopolio. No podemos calificarla de otra manera más que de absoluta especulación la que ejerce imponiendo unos precios desorbitados, siendo conscientes de que el uso de fertilizantes es crucial en la productividad de las explotaciones agrarias y que los agricultores en mayor o menor medida no tienen otra posibilidad más que asumir los precios abusivos que les imponen”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here