Un año más, Adama ha apoyado la Feria para la Innovación Smart Rural, Fimart, en esta ocasión a través del patrocinio de uno de los talleres organizados en el Palacio de la Merced. En la quinta edición de este evento, celebrado en Córdoba, la compañía, junto a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes (ETSIAM) de la Universidad de Córdoba, ha organizado el taller “Los profesionales para la agricultura del futuro”, un espacio de generación de ideas para modelar soluciones ante retos. Un espacio de innovación abierta en el que han participado especialistas de la propia ETSIAM y de la Asociación Empresarial Para la Protección de las Plantas (AEPLA), así como distintas startups y escuelas agrarias, y de entidades como ASAJA Córdoba o el Instituto San Telmo.

Durante el transcurso del taller de Adama, se ha puesto de manifiesto el vertiginoso devenir tecnológico en el que se ha sumido el sector agrario en los últimos años, algo que contrasta con la falta de conocimiento, por parte del conjunto de la sociedad, de los esfuerzos realizados al respecto. De igual manera, se han puesto en valor los desarrollos tecnológicos y el rigor científico frente a debates políticos que pueden frenar el desarrollo del propio sector. “En general, el consumidor desconoce el proceso de producción de alimentos. Es importante de que todo el sector y la industria sepa comunicar cómo se elaboran. Además entre todos, tenemos que cambiar la imagen de la agricultura como una industria pesada, de muchísimo trabajo… y transmitir la idea de que el ingeniero agrónomo es un médico de las plantas y maneja una tecnología puntera tal y como se lleva a cabo en la sanidad humana”, ha afirmado Angélica Reyes, directora de Marketing Operativo de Adama Agriculture España.

Asimismo, los participantes han destacado que hoy día tenemos la mayor seguridad alimentaria de la historia y que, paralelamente, se necesita una mayor visión empresarial por parte de los agricultores y las empresas agrícolas. “Hay que poner en valor la figura del asesor, que es quien habilita la gestión integrada de plagas. Su papel es similar al de un médico: prevengo, vigilo y, cuando hay que recetar un antibiótico, trato con un medicamento las plantas. Para eso necesitamos auténticos profesionales para saber cuál es el umbral de ese tratamiento, qué seguimiento debe hacerse… haciendo un uso racional y óptimo de los productos fitosanitarios”, ha manifestado a ese respecto Victoria de la Haza, Responsable de Asuntos Reglamentarios de AEPLA.

Sobre la visión de la agricultura a 50 años vista, los especialistas participantes en este taller han recalcado la necesidad de desarrollar una agricultura que conecte mejor oferta y demanda, optimizando todos los puntos de la cadena con la mejor tecnología disponible y teniendo en cuenta que el consumidor comienza a exigir determinados estándares que antes no demandaban.

Los participantes en este evento patrocinado por Adama se han comprometido a crear un grupo de trabajo para buscar sinergias que sirvan para trabajar en pos de una agricultura cada vez más profesional e interconectada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here