La Asociación Valenciana de Agricultores ha expresado su “preocupación” por las negociaciones del convenio de ‘collidors’ para la recogida de cítricos pues su resultado repercutirá directamente sobre las cotizaciones que perciben los agricultores y cualquier incremento de los costes de recolección incidirá “negativamente” en los ingresos del citricultor.

En un comunicado, AVA-Asaja ha señalado que este convenio para la recolección de cítricos y su manipulado posterior en almacén afectará “negativamente” al citricultor porque “se encuentran en la posición más débil de la cadena comercial”.

Por ello, ha reclamado “contención, mesura y responsabilidad” a las partes implicadas en las negociaciones, los sindicatos, por una parte, y el Comité de Gestión de Cítricos -entidad que agrupa al comercio privado- y la Federación de Cooperativas Agroalimentarias, por otra.

El convenio vigente en territorio valenciano es un 25% por encima de las que rigen en el resto de comunidades citrícolas: Andalucía, Murcia y Cataluña

AVA-Asaja ha remarcado que sus “fundadas inquietudes” al respecto se deben a que el precio de los cítricos se fija desde la gran distribución, y todos los aumentos de los costes que se registren a lo largo del proceso se deducen del precio final que cobra el agricultor, que ya no puede repercutir las subidas “sobre ningún eslabón de una cadena en la que ocupa el último lugar”.

Además, las perspectivas que se abren con la negociación de este convenio, conocido popularmente como de “collidors”, son “aún más inquietantes”, puesto que las condiciones salariales que establece el convenio vigente en territorio valenciano son cerca de un 25% por encima de las que rigen en el resto de comunidades citrícolas: Andalucía, Murcia y Cataluña.

En este sentido, el presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, ha señalado que “esta circunstancia ya supone una clara desventaja competitiva” para el citricultor valenciano.

“Mientras en esas comunidades crece la superficie de cítricos, en la nuestra seguimos perdiendo terreno con miles de hectáreas abandonadas”, ha manifestado, y “por tanto, no podemos seguir ahondando en esas diferencias porque lo único que conseguiremos es agravar la maltrecha situación de este sector”.

Asimismo, desde la asociación de agricultores han explicado que “buena prueba de las serias dificultades por las que atraviesan los agricultores valencianos dedicados al cultivo de cítricos se están viendo plasmadas durante la actual campaña citrícola, que se complica cada día que pasa”.

“El ejercicio naranjero ha entrado en una espiral muy alarmante que es todo un síntoma que debería hacer reflexionar a las partes que están negociando el convenio de ‘collidors’, puesto que cualquier paso en falso tendrá consecuencias indeseables para todos, ya sea a medio o a largo plazo”, ha añadido.

Respecto a la “complicada coyuntura” de la campaña, Aguado ha criticado “la intolerable pasividad ante el problema que muestran las administraciones, y especialmente la Generalitat, a la que hemos pedido que ponga en marcha un plan para retirar la fruta de menor calibre comercial y de la que no hemos obtenido respuesta alguna”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here