Las asociaciones agrarias AVA y La Unió han mostrado su preocupación por los precios “desalentadores” que está teniendo la campaña exportadora de naranjas y mandarinas y que, en algunos casos, no cubren ni los costes de producción de los productores valencianos.

“La campaña está siendo negativa en todos los aspectos, no hemos visto nada positivo para que podamos estar contentos”, ha resumido a Efe el responsable de cítricos de La Unió, Carles Peris.

El incremento de un 20% más de producción ” se utiliza como “pretexto” para tensionar los precios a la baja”

De la misma forma se ha expresado AVA, que ha alertado de que la situación en cuanto a los precios que percibe el productor es “cada vez más preocupante” y se empieza a detectar que puede “ponerse peor”, según un portavoz de la asociación.

PRECIOS NARANJAS EXPORTACION 2Existe “una preocupación creciente” en los productores porque hay “una cierta atonía” en una campaña exportadora que este año cuenta con un 20% más de producción que el año pasado, una cifra que AVA considera es “asumible” por el mercado pero que se utiliza como “pretexto” para tensionar los precios a la baja por parte de los compradores.

El inicio de la campaña no ha sido “halagüeño” ya que arrancó “sin demasiado tirón” en las variedades tempranas que, por falta de lluvia, presentaban falta de calibre, además del incremento de gasto que conlleva la falta de lluvia, lamentan.

Posteriormente la variedad de mayor demanda, la clemenules, con una producción del 15-20% más respecto al año anterior, pese a ser fruta “muy buena y con buenos calibres”, no se está cotizando bien, ha explicado Peris.

Ha advertido de que la primera campaña exportadora puede ser “muy negativa” tanto por el incremento de costes como por los precios que se perciben, a lo que se añade “la competencia desleal” de terceros países.

La competencia de Sudáfrica ya se nota, porque “ya ocupan” lineales de importación que antes ocupaba el producto español

Fuentes de AVA han precisado que la producción de este año es superior a la de 2015 pero similar a la de hace dos años. La campaña pasada hubo una caída por la sequía, por altas temperaturas anormales en mayo, coincidiendo con la fase de brotación, y por la producción cíclica (vecería) de los árboles.

La organización La Unió ha añadido que a estos problemas se suman los efectos de las importaciones de Sudáfrica por el acuerdo suscrito por la Unión Europea, que “ya ocupan” lineales de importación que antes ocupaba el producto español, ha lamentado Carles Peris.

Según ha explicado, España cumple las normas medioambientales y laborales, y los requisitos fitosanitarios, mientras que los países sudafricanos están “muy lejos” de los cánones que rigen en nuestro país.

El acuerdo UE-Sudáfrica “ha hecho mucho daño” a la naranja gruesa española, las navelinas, al solaparse con la primera campaña, y puede “hacer mucho daño” en los próximos años porque cada vez entrará más producto e irá aumentando su gama de mandarinas tardías, que coincidirían con las variedades extratempranas de España.

Peris ha manifestado que La Unió no rechaza las importaciones de Sudáfrica pero “con sentido común” para que a partir de finales de septiembre o principios de octubre vayan aminorando esas importaciones conforme entra en campaña el producto español.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here