A petición de la Dirección General de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias de la Junta, el Mapama dictó el pasado 10 de marzo una resolución por la que se modifica la anterior resolución que declaró plaga de topillos, inicialmente en siete zonas, con la adhesión ahora de once comarcas nuevas y la ampliación del periodo de la autorización excepcional hasta el 30 de abril. De este modo, las comarcas agrarias autorizadas para el uso de rodenticida para el control del topillo campesino en Castilla y León son: Arévalo-Madrigal, en Ávila; Pisuerga, en Burgos; Esla-Campos y Sahagún, en León; Campos, Saldaña-Valdavia y Cerrato, en Palencia; Peñaranda de Bracamonte y Salamanca, en Salamanca; Cuéllar, en Segovia; Tierra de Campos, Centro y Sur, en Valladolid, y Campos-Pan y Benavente y los Valles, en Zamora.

Los agricultores interesados en la utilización del producto rodenticida en las parcelas de su explotación lo solicitarán a través de la Junta agraria local, Ayuntamiento o Entidad local menor que deberán cumplir con las condiciones y requisitos establecidos en la Resolución de 12 de diciembre de 2016.

Se establece como fecha límite para presentar la solicitud de utilización del producto rodenticida el día 12 de abril de 2017. La aplicación localizada y selectiva de producto rodenticida formulado con bromadiolona responde a una medida fitosanitaria para la prevención y control de la plaga del topillo campesino ‘Microtus arvalis’ en las comarcas agrarias de Castilla y León donde el programa de evaluación de las poblaciones existentes había identificado riesgos derivados de su presencia.

Según consta en una disposición de la Consejería de Agricultura recogida por Europa Press, en el informe de monitorización y vigilancia del estado de situación y evolución del topillo correspondiente al periodo comprendido entre los meses de noviembre y enero se ha detectado un incremento poblacional en determinadas comarcas agrarias que no estaban incluidas en la anterior resolución.

Dada esta situación y ante el inicio de las siembras de los cultivos de verano la Dirección General de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias solicitó al Mapama la adhesión de once nuevas comarcas agrarias y la ampliación de uso del producto rodenticida hasta finales del mes de abril. Esta petición, han asegurado las mismas fuentes, tiene en cuenta las recomendaciones emitidas por la Comisión de roedores y otros vertebrados del Comité científico de lucha contra las plagas agrícolas de Castilla y León en una reunión el pasado 21 de febrero. Esta situación se trasladó al Grupo de expertos sobre vertebrados perjudiciales en agricultura de las comunidades autónomas y del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en una reunión el 9 de marzo donde se reconoció la existencia de una situación de emergencia fitosanitaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here