La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha garantizado este lunes 20 que tiene previsto aumentar la partida presupuestaria para las ayudas destinadas a facilitar la incorporación de los jóvenes a la actividad agraria, según ha informado en un comunicado en respuesta a las críticas de las organizaciones agrarias.

La consejera del ramo, Carmen Ortiz, ha señalado que se hará cuando termine el proceso administrativo abierto y ha recordado que, tras publicarse la resolución provisional, se está a la espera de cerrar el periodo de alegaciones para determinar con exactitud el número de aspirantes que cumplen los requisitos estipulados y, de esta manera, conocer las necesidades reales.

La consejera asegura que “vamos a hacer un esfuerzo, hay que respetar los tiempos administrativos”

Ortiz ha insistido en que hay que esperar a la “resolución definitiva de la convocatoria” para poder analizar una situación que a continuación negociarán con el sector (Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias) en la Mesa de Interlocución Agraria.

“Vamos a hacer un esfuerzo”, ha asegurado la consejera, que ha incidido en que este refuerzo a las ayudas a la incorporación de los jóvenes ya estaba previsto pero “hay que respetar los tiempos administrativos”.

Según cálculos de Asaja, sólo se podrán incorporar a la última convocatoria de las ayudas, publicada recientemente, 475 jóvenes en toda Andalucía, el 20 % de todos los solicitantes.

La titular de Agricultura ha reiterado el compromiso de la Consejería con los jóvenes, como “ha quedado patente con los 120 millones invertidos en las convocatorias de 2015 y 2016, que van a permitir la incorporación al campo de casi 2.000 jóvenes”.

Ante la constatación de la alta demanda que tiene este tipo de ayudas, la Junta “buscara el apoyo del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y de la Comisión Europea para que se unan a esta apuesta por los jóvenes”, según la consejera.

El gran dinamismo del sector agroalimentario andaluz, unido a la coyuntura económica, ha propiciado que muchos jóvenes busquen una salida profesional en el campo, lo que se ha traducido en la gran cantidad de solicitudes presentadas a estas subvenciones, ha explicado Carmen Ortiz.

Esto demuestra también que las previsiones presupuestarias del marco 2014-2020 acordadas con el sector se “han desbordado”, por lo que la consejera considera que el Ministerio y la Comisión Europea deben unirse a este “compromiso con los jóvenes, que son una prioridad para garantizar así el futuro del campo”.

La convocatoria del 2016 de estas ayudas para jóvenes ha contado con un presupuesto inicial de 30 millones y va a permitir en dos años la incorporación de 1.947 jóvenes al campo, frente a los 743 que pudieron hacerlo en el marco anterior (2007-2013), lo que supone un incremento del 62%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here