La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Carmen Ortiz, ha reconocido que, ante las medidas presentadas por el Comisario Europeo de Agricultura para la simplificación del greening en la PAC, le preocupa que se introduzcan modificaciones “que no contribuyen a simplificar los pagos directos, sino a incrementar los requisitos a cumplir por los agricultores, y así lo hemos trasladado al Gobierno central”.

La titular de Agricultura ha explicado que España se sumó al documento presentado en octubre por 18 Estados Miembros por el que comunicaban su oposición a las propuestas de la Comisión Europea. Como resultado, se lograron algunos cambios en el documento de Bruselas, que, sin embargo, mantuvo la prohibición del uso de pesticidas para cultivos proteicos en superficie de interés biológico o ambiental.

Las prácticas que se contemplan en España para la aplicación del greening incluyen la diversificación de cultivos y el mantenimiento de pastos permanentes. Además, también se contempla el respeto de superficies de interés ecológico, básicamente, como tierras en barbecho o con cultivos fijadores de nitrógeno como los proteicos. En defensa de la postura de Andalucía, Carmen Ortiz ha afirmado que los primeros resultados de la aplicación de estas prácticas en la Comunidad Autónoma “son satisfactorios”.

El volumen global de pagos de la PAC adelantado este año supera en 120 millones al de 2015

Asimismo, ha informado en comisión parlamentaria que la Junta ha ordenado hasta el momento el pago del anticipo de las ayudas directas de la Política Agrícola Común (PAC) por un importe total de 756,6 millones de euros, distribuidos entre 215.342 beneficiarios titulares de una solicitud única en 2016.

GREENINGEsto representa que el volumen global de pagos de la PAC supera en 120 millones de euros a los realizados el año anterior, en que se adelantaron 636 millones.

Esta operación se ha realizado en dos turnos. El 17 se octubre se inició el primero, con el abono de 648,5 millones de euros; y a partir de 1 de noviembre se han ordenado otros 108 millones. Estos abonos comprenden incentivos de régimen de pago básico; prácticas beneficiosas para el clima y el medio ambiente; ayudas a pequeños agricultores, jóvenes; subvenciones asociadas al vacuno de leche, al cultivo del arroz, a los cultivos proteicos, los frutos de cáscara y algarrobas, las legumbres de calidad, la remolacha azucarera, y el tomate para industria.

También incluyen incentivos a las explotaciones que conservan vacas nodrizas, así como a las de ovino y caprino que mantuvieron derechos especiales en 2014, y no disponen de hectáreas admisibles para el régimen de pago básico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here