Asaja Córdoba ha participado en Bruselas en una reunión con representantes de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea y responsables de los proyectos Life, a los que se les han trasladado la problemática por el intento de recuperación del lobo en Andalucía y el malestar existente en la provincia de Córdoba donde, hasta la fecha, son ya diez los ayuntamientos que en sus plenos han aprobado una moción solicitando la paralización del Programa de Recuperación del Lobo Ibérico en Andalucía y que, de forma inmediata, se suspendan las actuaciones y actividades del Life ‘El Lobo en Andalucía: Cambiando Actitudes’.

De esta forma, el secretario general de Asaja Córdoba, Rafael Navas, expuso que “la presencia del lobo es incompatible con la actividad ganadera y supone un gravísimo perjuicio para las explotaciones cinegéticas que son las que generan riqueza, empleo y mantiene la población en esos pueblos”. De este modo, resaltó que los pueblos y comarcas de las zonas rurales “no pueden permitirse un freno a la actividad económica que ocasionaría el despoblamiento de los mismos”.

El proyecto de recuperación del lobo no cuenta con el respaldo de ganadeos y agricultores y que pone en peligro a la dehesa

Además, destacó la importancia de la dehesa y que, la ganadería junto al hombre, son quienes la crean y la mantienen, por lo que si el lobo acaba con la ganadería, “se pondrá en grave riesgo la dehesa”, lo cual iría en contra de la Ley 7 de 2010 de la Junta de Andalucía para la Dehesa, y de la declaración de 6 de noviembre de 2002 de la UNESCO por la que se reconocieron como Reserva de la Biosfera a las Dehesas de Sierra Morena.

Asimismo, informó a la Comisión Europea que el programa de recuperación del lobo en Andalucía contempla, entre las 41 medidas que recoge, “el reforzamiento de la población de lobos”, es decir, la suelta de lobos en las sierras y dehesas andaluzas, y que el Life es el paso previo para justificar esa actuación. A todo ello, añadió que la Junta de Andalucía tiene en trámite una orden para declarar el lobo especie amenazada, lo que impediría que éste “sea controlado en caso de que llegara e hiciera daños a los titulares de explotaciones ganaderas y cinegéticas”.

Por eso, destacó que la propia administración española, en la Estrategia para la Conservación y Gestión del Lobo en España, aprobada en Conferencia sectorial en 2005, recomienda la gestión y control de los lobos, e incluso cree que su presencia no es razonable en ciertas zonas ganaderas, lo cual es, sin duda, incoherente con los planteamientos que se están realizando en Andalucía.

Por otro lado, en relación al proyecto Life ‘El Lobo en Andalucía: Cambiando Actitudes’, el representante de Asaja Córdoba traslado a la Comisión Europea la preocupación por la gestión del mismo. De esta forma, indicó que los socios del Life “no representan ni a los propietarios rurales, ni a los ganaderos, ni a los productores de caza”; puesto que, dado el fracaso de los gestores del Life en contar con el apoyo de los legítimos representantes de los propietarios rurales, de los ganaderos, y de los productores de caza, como requiere la Unión Europea, se habían enviado de forma masiva y directa cartas a muchos de ellos, en las que les pidió su apoyo al proyecto de una forma inadmisible.

Critican que se financie con fondos públicos un material divulgativo, “cuyos contenidos nada tienen que ver con la realidad y con información sesgada”

Además, ante la solicitud de Asaja de información de las actuaciones realizadas, se remitía a que toda la información disponible está en la web del proyecto, lo cual no es cierto incumpliendo así la necesaria transparencia a la que obligan estos proyectos.

También indicó el malestar de Asaja por que se esté financiando con fondos públicos un material divulgativo (vídeo, cuento y comic), “cuyos contenidos nada tienen que ver con la realidad y con información sesgada”, lo cual puede presuntamente contravenir la legalidad europea y española; y que se haya realizado una encuesta de valoración de más que dudoso rigor, en la cual se han entrevistado en la zonas rurales afectadas a menos personas que concejales han votado contra el proyecto del Lobo de la Junta, lo cual no deja de ser, cuando menos, curioso.

Por todo lo anterior, y con independencia del loable mandato de preservación de todas las especies allí donde tengan presencia, Asaja ha trasladado a la Comisión Europea que “paralice y replantee la gestión del programa Life y que reivindicar la conservación del lobo a toda costa es una temeridad porque el lobo causa enormes daños económicos a quienes verdaderamente mantienen el medio ambiente en el mundo rural, que son los titulares de explotaciones ganaderas y/o cinegéticas”. Apuntó también que los sectores ganadero y cinegético son hoy por hoy fundamentales para la conservación del medio natural y que, “gracias a ellos, se mantienen ecosistemas únicos como la dehesa y evitan el despoblamiento”.

2 Comentarios

  1. Ellos les suelta, ya les mantendra el ganadero. No os dejeis engañar, estais a tiempo. Luchad por lo vuestro que nadie os lo va a defender. No permitais que los pongan pagando, que ahora buenas palabras y despues no hay dinero para pagar los daños como esta pasando en el norte de España.

  2. Esto del LIFE tiene que ver con el Soros que se quiere cargar nuestras ganadería para vender él sus filetes hormonados del otro lado del Atlántico (o comprar de ganga nuestra dehesa). Si Europa y España realmente quieren lobos, deben pagarlos.
    La ley de la propiedad privada es básica, en todas partes el ganadero debe proteger su ganado de depredadores (permiso de disparo ante avistamientos que no es propiamente caza). No se puede cumplir la ley de Sanidad Animal ni la de Bienestar si el ganado tiene que temblar dentro de un aprisco o cercado.
    Si de verdad es tan importante, el quid está en negociar bien la indemnización: que sea mínimo el doble que el precio de mercado y se paguen también abortos o retrasos de cubrición. Y que el público elija entre lobitos o pensiones. No podemos competir con ganaderos europeos que no tienen depredadores. Y sin ganado no podemos arriesgar vidas humanas y enterrar dinero en lucha contra incendios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here