La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ante el Proyecto de Real Decreto que modifica los Baremos de Indemnización por el sacrificio o muerte de animales, en el Marco de los Programas Nacionales, y las ayudas para la repoblación de la explotación después de un vaciado sanitario, impulsado por el MAPAMA, ha remitido una serie de alegaciones relacionadas con la necesidad de aumentar el valor de los animales y que éste sea del 100%.

Unión de Uniones ha hecho llegar al Ministerio su documento con las alegaciones al Proyecto de RD. La organización valora positivamente la modificación, pero considera insuficiente el incremento de los baremos y pide un aumento de la valoración de los animales.

Actualmente, en vacuno de carne, vacuno de leche, y ovino, los valores del mercado duplican lo que estipula el Ministerio

Según se recoge en el borrador, el Ministerio propone indemnizar con el 85% del valor de los animales, sin modificar los importes, que no han variado desde 2011 y que ya estaban por debajo de los valores reales de mercados.

Unión de Uniones pide que se revisen los importes y se adecúen a los valores del mercado, así como considera que la indemnización debe ser del 100%. Actualmente, en lo referido al vacuno de carne, vacuno de leche, y ovino, los valores del mercado duplican lo que estipula el Ministerio, y en el caso del caprino los valores de mercado triplican los valores del Ministerio, por lo que los ganaderos están recibiendo una indemnización objetivamente muy baja por el sacrificio o muerte de su ganado como consecuencia de los problemas sanitarios.

Asimismo, la organización solicita que se flexibilice el período de cuarentena de tres meses antes de proceder a la repoblación de la explotación tras un vaciado sanitario: “Creemos que se debería tratar como causa de fuerza mayor para que los ganaderos no se vean perjudicados en las ayudas asociadas a la PAC por no disponer de animales en las fechas de referencia”, señalan desde Unión de Uniones.

Cabe recordar que el sacrificio de animales es algo demasiado habitual. El último caso conocido ha sido un ganadero de caprino de Extremadura que perdió en un sólo día 35.000 euros al tener que sacrificar 159 animales al cobrar una media de 45 € por cada cabra cuando en el mercado estos mismos animales cotizan a 150 €.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here