El presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha mostrado su desacuerdo con el decreto que se está elaborando desde la consejería de Medio Ambiente y Rural de la Junta de Extremadura para la aplicación del Plan Infoex en la región y que vuelve a incluir “los mismos problemas” de años anteriores en cuanto a la regulación vinculada a la actividad agraria.

En opinión de APAG Extremadura Asaja, el borrador que se ha dado a conocer prohíbe la realización de tareas agrícolas con ciertos aperos, además de impedir, entre otras cosas, la forma de recolección o el uso de cosechadoras.

Para Juan Metidieri, con este borrador se sigue obstaculizando la labor agraria y se pone el foco en los profesionales del campo como si fueran responsables de los incendios forestales que se producen en la región, por lo que se ha reclamado “que se aplique el sentido común”, se eliminen trabajas y se trabaje para hacer más sencillo el día a día de los agricultores y ganaderos.

Acampada en las puertas de la consejería por limitaciones en riberas y pastizales

En el caso de que no sean atendidas las reivindicaciones, el presidente de APAG Extremadura Asaja ha anunciado la convocatoria de actos de protesta la última semana del mes de marzo, entre las que se incluye realizar una acampada en las puertas de la consejería de Medio Ambiente y Rural, en Mérida.

Metidieri ha recordado que los agricultores y ganaderos llevan desde muchas generaciones realizando actividades en el campo y ahora, con esta regulación del Infoex, se producen más prohibiciones, incluyendo la obligatoriedad de presentar una declaración responsable para realizar las labores propias del campo, lo que supone una traba más y más burocracia.

El presidente de APAG Extremadura Asaja ha recordado el compromiso que tiene el sector con el cuidado y protección de los campos, por lo que ha considerado un contrasentido que se limite y focalice tanto en los agricultores cuando se habla de incendios forestales.

En el borrador de decreto se considera terreno forestal, además de a los bosques y matorrales, a las riberas y pastizales, lo que afecta directamente a la actividad agraria. Asimismo, prohíbe el uso de cosechadoras y segadoras con normas muy restrictivas, como la necesidad de que, además de la propia maquinaria, haya un operario con mochilas de extinción, depósitos de agua, limitación en los horarios y un retén que se mantenga en la zona de trabajo hasta dos horas después de acabar la actividad.

En definitiva, condicionantes del Infoex que entorpecen la labor en el campo y que desde APAG Extremadura Asaja se consideran que “son medidas sin sentido” que no se adaptan a la realidad agraria y que “son muy difíciles de aplicar en el campo”, por lo que se ha demandado que “se nos permitan realizar las labores como toda la vida”

Juan Metidieri ha recalcado que los agricultores no son el problema de los incendios, sino todo lo contrario, un colectivo que siempre ha trabajado y luchado contra ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here