APAG Extremadura ASAJA señala que el cereal de invierno se encuentra cada vez más mermado por la proliferación de plagas y enfermedades y critica que critica que la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio siga haciendo ‘mutis por el foro’ con la quema controlada de rastrojos como medida fitosanitaria.

Esta organización manifiesta su descontento y afirma que resulta lamentable que los agricultores sigan viendo dañado su bolsillo y esperando como agua de mayo el permiso para llevar a efecto la quema controlada de rastrojos, mientras que la Junta hace oídos sordos a su reclamo, más aún publicándose hoy, día 23 de octubre, la orden con la que se da inicio desde mañana, martes, 24 de octubre, la época de peligro bajo de incendios por el Plan de Lucha contra Incendios Forestales de Extremadura (Plan Infoex).

A pesar de que en otras ocasiones se haya comprobado que la quema controlada de rastrojos es la medida más efectiva y económica para erradicar los graves problemas fitosanitarios que asolan en las explotaciones cerealistas, la administración prefiere abandonar a este sector a su suerte.

Si ya de por sí los precios indignos y las circunstancias climatológicas han lastrado especialmente esta última campaña, el problema se agrava por  la inacción de la Junta ante el incremento de plagas, enfermedades y malas hierbas.

no SE descartan movilizaciones si la Consejería sigue sin adoptar soluciones para solventar los problemas del cereal

Esta organización agraria denuncia igualmente que nunca se haya facilitado el informe emitido por Sanidad Vegetal, que certifica la existencia de plagas y enfermedades en parcelas cerealistas.

Este suma y sigue en perjuicio del cereal extremeño resulta un completo despropósito que APAG Extremadura ASAJA no está dispuesto a permitir. Por ello no descarta más movilizaciones si la Consejería sigue sin adoptar soluciones para solventar los problemas del cereal, cada día más abocado a su desaparición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here