Las Cortes regionales han aprobado este jueves 30 por unanimidad el proyecto de ley de microempresas cooperativas y cooperativas rurales de Castilla-La Mancha, que tiene como fin adaptar la regulación e impulsar un sector que genera empleo estable y de calidad y de gran importancia en la región.

Además, las Cortes han rechazado, con los votos de PSOE y Podemos, las seis enmiendas del PP que han llegado vivas para su debate parlamentario.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, que durante su intervención en el pleno ha pedido el apoyo unánime de los tres grupos parlamentarios a la norma -que finalmente se ha logrado-, ha subrayado la importancia de esta ley porque las cooperativas son “un sector estratégico” de la economía regional.

“El objetivo de esta ley no es otro que procurar un crecimiento lo más homogéneo posible”

En concreto, ha informado de que las empresas de economía social suman más de 2.100 empresas y más de 17.000 trabajadores, de las que más de 1.300 son cooperativas que generan más de 13.000 puestos de trabajo.

“El objetivo de esta ley no es otro que procurar un crecimiento lo más homogéneo posible, para no permitir que se pueda dar una salida de las crisis en dos velocidades, sino todos a la par”, ha explicado la consejera de Empleo, que ha incidido en la importancia de apoyar al mundo rural para lograr su desarrollo, al mismo ritmo que las zonas urbanas.

La consejera de Empleo ha explicado que la norma aprobada incluye dos nuevas figuras, en concreto, la Sociedad Microempresa Cooperativa y la Cooperativa Rural.

Así, ha detallado que la Sociedad Microempresa Cooperativa tiene como objetivo principal facilitar a los emprendedores, y muy especialmente a los jóvenes universitarios, una nueva forma de autogestión en el proceso de dinamización económica y de creación de empleo.

Además, la sociedad microempresa cooperativa es un tipo cooperativo acotado a las cooperativas de trabajo asociado y de explotación comunitaria de la tierra, que adapta la legislación a entidades menores, para que ningún proyecto empresarial, por reducido que sea, quede sin cobertura jurídica de naturaleza cooperativa.

Por otro lado, las Cooperativas Rurales será una cooperativa agroalimentaria que, además de su objeto social propio, desarrolle actividades económicas y servicios relacionados con la sostenibilidad, el impulso y la transformación del medio rural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here