La nueva Asociación Andaluza de Regantes (ASARE) se ha presentado este viernes durante unas jornadas en el Recinto Provincial de Ferias y Congresos de Jaén (IFEJA), donde ha puesto de manifiesto que surge con el objetivo de una mejor defensa de los regantes andaluces y demandar que el agua se convierta en el motor de desarrollo económico en Andalucía.

La jornada organizada por la asociación, vinculada a UPA, ha congregado a 400 agricultores y ha contado con la presencia del consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal; el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Antonio Carlos Ramón; el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes y el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos.

En su intervención, el presidente de ASARE, Miguel Cobos, ha trasladado a los asistentes que “la planificación hidrológica, es un instrumento imprescindible para conseguir un adecuado uso de las masas de agua, así como para satisfacer las demandas, ya que este es un recurso escaso y necesario en todos los sectores”.

Objetivos: 100% en la modernización de los regadíos, revisar de oficio las dotaciones de agua y nuevos embalses

Cobos ha indicado también que el regadío supone en Andalucía el 32,3 % de la superficie cultivada y con relación al conjunto de la agricultura de la Comunidad Autónoma, “representa la parte más productiva y generadora de empleo”.

Ha añadido que “actualmente nos encontramos ante un nuevo ciclo de Planificación Hidrológica, lo que presenta la gran oportunidad de que nuestro sistema sea más eficaz, que trate a todos los agricultores por igual y que premie a aquellos profesionales que mejor gestionan el recurso.

Ha expresado su anhelo de que “este nuevo ciclo sirva para poner al servicio del interés general un recurso tan importante como es el agua para el desarrollo económico, social y medioambiental de nuestros territorios”.

Desde ASARE consideran que debe ser fundamental y prioritario conseguir el incremento de las disponibilidades del recurso, protegiendo su calidad, economizando y racionalizando sus usos, así como respetando el medio ambiente y demás recursos naturales.

Algunas medidas para lograr estos objetivos de ASARE serían: avanzar en la modernización de los regadíos hasta alcanzar el 100% de los objetivos, revisar de oficio las dotaciones de agua de los títulos concesionales, la construcción y conservación de infraestructuras de regadío, construcción de nuevos embalses, balsas laterales, micro embalses y recrecido de otros existentes.

También se hace necesario horrar agua mediante la mejora de la eficiencia de los sistemas de transporte, distribución y aplicación de riego, fomentar la utilización de aguas regeneradas y desaladas y la ordenación de aguas subterráneas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here