La cosecha española de cereales bajarán la próxima campaña 2017-2018, con recortes más notables en cebada (-18,3%) y trigo blando (-9,5%), según estimaciones difundidas hoy por la empresa Infomarket, dedicada al análisis de materias primas.

La consultora ha publicado sus primeras previsiones sobre oferta y demanda de la cosecha española de cereales para la próxima temporada -que comienza oficialmente en julio-, por lo que aún son preliminares y se basan en tendencias históricas, ya que el clima puede modificar mucho las producciones.

Las existencias de trigo blando a finales de la campaña 2017-2018 bajarán un 20% y las de trido duro, un 39,6%

En el caso del trigo blando, la producción nacional se situará en 6,07 millones de toneladas, lo que supondrá una caída del 9,5 respecto a la presente campaña (2016-2017), mientras que en trigo duro prevé 932.000 toneladas (-5,76%).

Los aforos de Infomarket sitúan en 7,72 millones de toneladas la cosecha nacional de cebada para la próxima campaña (-18,3%) y en 3,48 millones la de maíz (-3,56%).

En cuanto a los balances entre oferta y demanda, ha señalado que las existencias de trigo blando a finales de la campaña 2017-2018 bajarán un 20%, hasta 675.000 toneladas (frente a las 851.000 toneladas de la actual).

En trigo duro, las existencias finales disminuirán un 39,6%, hasta las 111.000 toneladas (184.000 en la actual); y en cebada caerán un 0,66 %, hasta 1,08 millones de toneladas; por el contrario, en maíz subirán un 8,3 %, hasta las 678.000 toneladas (626.000 en la actual).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here