El número de granjas de leche cuya producción es certificada por el Consejo Regulador de Agricultura Ecológica de Galicia (Craega) ha aumentado “exponencialmente” en los últimos años, hasta el punto de que casi se ha “doblado” la cifra de explotaciones “en muy poco tiempo”.

Lo confirmó el presidente del Craega, José Antonio Fernández, quien considera que detrás de ese incremento puede estar la crisis de precios que atraviesa el sector lácteo convencional y el diferencial que pueden obtener aquellos productores que certifiquen la leche de sus granjas como ecológica.

la crisis de precios de la leche tradicional dispara el cambio, aunque no todo son ganancias por los fuertes requisitos

No todo son ganancias, explicó Fernández, porque las granjas cuya producción es certificada por el Craega tienen que cumplir “muchos requisitos” y también aumentan considerablemente los gastos de producción.

Para empezar, los animales tienen que ser alimentados con pienso ecológico, también convenientemente certificado, y las vacas tienen que tener acceso a pastos frescos, con lo que las granjas necesitan de suficiente base territorial.

Fernández explicó que las explotaciones también tienen que disponer de “establos amplios y cómodos para los animales” y sus propietarios no pueden utilizar ni herbicidas químicos ni insecticidas sintéticos, con lo que también aumentan los gastos de producción.

Aún así, habida cuenta del diferencial de precio en origen, la búsqueda de “alternativas” por parte de los ganaderos ha provocado ese “crecimiento exponencial” en el censo de granjas de vacas de leche que se suman a la producción ecológica.

En cualquier caso, Galicia siempre fue la referencia con respecto a la producción de leche ecológica en el ámbito nacional, prácticamente desde que comenzó a certificarse ese producto, en el año 2000, dado que concentra el 50% de la producción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here