Cantabria registraba a las 16.30 horas de este domingo 50 incendios forestales activos, siendo las zonas más complicadas Cabuérniga y la cuenca del Pisueña. Se ha registrado un nuevo incendio importante en el Nansa y continúa el de La Cavada, en una zona de eucaliptal. Según señala el Gobierno en su último parte, se mantiene la dinámica de incremento de incendios dispersos, lo que complica la actuación, si bien se cuenta con medios suficientes. Por el momento, según ha confirmado el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, ya son dos los detenidos, mientras que todo el mundo mira al sector ganadero como responsable de la mayoría de los fuegos.

A las 15 horas de este domingo se incoporaban 12 nuevas cuadrillas de la Dirección General de Medio Natural con autobombas, que se encontraban en el turno de descanso. Respecto de los medios aéreos, se cuenta con el helicóptero del 112 Cantabria, en Obeso (Rionansa); los dos hidroaviones del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), actuando en el Monte Caballar, y el helicóptero Kamov, en Los Tojos y en Viaña (Cabuérniga). El helicóptero cougar de la UME estará operativo a las 17:30.

Revilla llama a la colaboración ciudadana para evitar cualquier práctica de riesgo, dado que las quemas están prohibidas en terreno rústico

Desde las 19.00 horas de este sábado 16 se han declarado en Cantabria 18 fuegos nuevos, lo que eleva el número de incendios forestales activos a medio centenar en toda la región, según informaba el Gobierno en un comunicado.

Por su parte, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, visitaba el centro de coordinación de emergencias 112 del Gobierno, y confía en que entre este domingo y el lunes queden controlados los incendios.

También, según ha añadido el presidente cántabro, se están investigando avisos de los vecinos de las zonas afectadas sobre presuntos autores de otros incendios.

“Estamos en la situación de siempre cuando se origina viento sur con los pirómanos, porque hay que hablar de incendios intencionados en el 99 por ciento de los casos. Salen a actuar sin darse cuenta del grandísimo daño que originan al ecosistema de Cantabria”, ha resumido Revilla.

El Ejecutivo ha reiterado la llamada a la colaboración ciudadana, tanto para evitar cualquier práctica de riesgo, dado que las quemas están prohibidas en terreno rústico en toda la región, como para colaborar en la identificación de los causantes.

De hecho, efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil sorprendió en la tarde del sábado a un hombre de 35 años, cuando prendía fuego en la parte baja del monte Saja en la localidad de El Tojo.

Se le están instruyendo diligencias en calidad de investigado como presunto autor de un delito de incendio forestal, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

(Fotos: 112 Cantabria)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here