El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA de Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, ha mostrado su satisfacción tras la reunión que se ha celebrado en Toledo donde se han valorado algunas de las propuestas tanto de UPA como de ASAPA, Asociación Provincial de Apicultores de Albacete. En esta reunión en la Dirección General de Agricultura y Ganadería se trataba de la consideración de plaga de avispilla del almendro que se hará pública los próximos días. Al acto han asistido la directora general de Agricultura y Ganadería, Cruz Ponce, Julián Morcillo, el secretario general de UPA Albacete, Ramón Sáez, y el presidente de ASAPA, Ricardo Ortega.

Tal y como explicaba Julián Morcillo al término de la reunión, “para combatir la avispilla del almendro, hay que utilizar una serie de productos que podrían perjudicar tanto al ecológico como a las colmenas de apicultores”, sobre todo en las provincias de Cuenca y Albacete. En los próximos días la Consejería hará esta declaración de plaga y provocará que sea obligatorio aplicar los tratamientos correspondientes en las parcelas afectadas de los municipios que recoja la orden. A la vista de esta situación, UPA propuso una serie de medidas para no perjudicar más a los agricultores de ecológico y apicultores.

Así, a los productores de almendra ecológica se les ofrece dos opciones: si consideran tratar, no podrán vender su producción como ecológica pero mantendrán la ayuda. Y; si deciden no tratar, estarán obligados a una serie de medidas que pasan por la recogida y destrucción de los frutos infectados para así mantener la comercialización de su producto como ecológico. Hay que tener en cuenta que este tipo de almendra ecológica tiene, a día de hoy, una comercialización óptima con unos precios competitivos, con lo que se convierte en una opción de mercado más que interesante para los agricultores.

Pero, por otra parte, la declaración de plaga de la avispilla en el almendro supondrá un limitación clara para el sector apícola debido a los tratamientos que se utilizarán. Desde UPA se propuso la necesaria concienciación a los agricultores para favorecer la convivencia entre agricultura y apicultura, una convivencia necesaria y beneficiosa para ambos sectores. La propuesta de ASAPA y UPA es el recorte del periodo de retención para todos aquellos profesionales que se vean obligados a abandonar sus zonas de trabajo para así no tener problemas con la ayuda agroambiental, podrán hacerlo a partir del 1 de marzo. Y, además, hacer una campaña de información clara y concisa a los agricultores de cuándo y cómo tratar. Esta medida afectará a buena parte de la provincia de Albacete y parte de la de Cuenca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here