Nuevo capítulo y nueva amenaza a los fondos de la PAC desde Europa. El comisario europeo para los Presupuestos, Günther Oettinger, ha asegurado este jueves 19 en Berlín que para compensar el agujero financiero que dejará el Brexit, o la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), se requerirán tanto recortes en algunos programas, incluidos los agrarios, como un aumento de las aportaciones de los Estados miembros a las finanzas de la UE.

Oettinger dijo, en conferencia de prensa, que el nuevo marco presupuestario a largo plazo tendrá que compensar, a partir de 2020, la falta de las aportaciones del Reino Unido, entre 12.000 y 14.000 millones de euros.

Lo único positivo es que se reconoce la dificultad que implica llegar a un acuerdo para la aprobación del plan financiero a medio plazo

Además, de cara al nuevo plan financiero se deben contemplar nuevas tareas, como la mejora de la protección de las fronteras exteriores, la defensa y la lucha contra las causas de la migración masiva en los países de origen.

Parte de ese agujero se deberá cubrir con recortes en algunos programas de entre el 5 % y el 10 %, según el comisario. Curiosamente, esta misma semana, desde Asturias se hablaba de un recorte de hasta el 30%.

No obstante, Oettinger dijo que de los recortes de los Estados deberán ser excluidos programas como Erasmus Plus o los de fomento de investigación y desarrollo, puesto que esos sectores son fundamentales para aumentar la competitividad europea a largo plazo.

Los recortes, según el comisario europeo, tendrán que ser “moderados pero sensibles” y podrán afectar ante todo la política agraria y los fondos de cohesión.

Oettinger, por otra parte, subrayó la dificultad que implica llegar a un acuerdo para la aprobación del plan financiero a medio plazo, ya que no sólo se necesita una mayoría en el Parlamento Europeo (PE) sino unanimidad entre los jefes de Estados y de Gobierno y entre los ministros de Finanzas.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here