Falta una semana para Bruselas presente el próximo miércoles su propuesta para el presupuesto europeo 2021-2027 que incluirá un recorte del 6% en políticas de agricultura y de cohesión, pero que busca compensar estas pérdidas con nuevos fondos en otras partidas, ajenas a la agricultura, centradas en políticas de apoyo a los países del Sur para frenar la inmigración. Una postura que podría llevar a España a dar ese visto bueno a las cuentas europeas pese al importante descenso de las ayudas agrarias.

Esta apuesta de la UE, más la presión de algunos países como Alemania y algunos Estados del norte de Europa que llevan tiempo presionando para recortar la PAC, dejaría al campo español con un recorte de cerca de 340 millones al año en ayudas directas, según los datos del Fega de 2017, aunque desde la CE se planteará compensar esta pérdida con más inversiones e incentivos a través del Banco Europeo de Inversiones.

De igual forma, la gran novedad es que además estos fondos llegarán con condiciones. “Los fondos serán condicionales al cumplimiento de las recomendaciones específicas”, en especial en materia de sostenibilidad y medioambientales en materia agraria, según aseguran fuentes europeas: esa condicionalidad macroeconómica obligará a hacer reformas so pena de perder inversiones en caso de incumplimiento.

Esta situación puede perjudicar en gran medida al campo español, pero España puede salir relativamente bien parada: con la salida de Reino Unido es contribuyente neto cada vez con mayor claridad. A Madrid, por tanto, llegarán menos fondos de cohesión, y menos ingresos procedentes de la PAC. Pero a cambio España puede beneficiarse de las nuevas prioridades en materia de migración, defensa, seguridad y control de fronteras, según fuentes de la delegación española, que recoge Claudi Pérez en elpais.com.

Además, en el caso de la cohesión habrá un cambio en los criterios de reparto que también puede beneficiar a la economía española: junto con el PIB per cápita computarán variables como el desempleo, los indicadores sociales, el medioambiente, los flujos de población y la innovación. “España puede rascar fondos con esas nuevas claves”, cierran fuentes diplomáticas. La sospecha es que esos nuevos fondos pueden venir de la mano de la agricultura española. Y la gran duda es saber si el Gobierno de Rajoy compensará o no con fondos nacionales un recorte de estas características.

3 Comentarios

  1. Las tierras baldías no tienen PAC, lo de los franquistas es falso, te las dejan cultivar sin cobrarte nada o sólo 5 litros de aceite.Los baldíos que tu llamas para caza son reservas ecológicas y dan empleo.Los mayores terratenientes en España son los Ayuntamientos, tú, ¿en que país crees que vives.Hay que hacer una nueva desamortización como en el XIX pero hoy las manos muertas son estamentos públicos que ni hacen ni dejan hacer.Lo público me hace reir.

  2. Ni hablar,
    ya esta demasiado mal la agricultura …
    Y los terratenientes franquistas cobrando por tener baldias las tierras
    sin siquiera arrendar a la gente que quiere cultivar
    y luego montando cacerias elitistas que encima rentabilizan mas lo baldio
    por no hacer nada por nadire salvo por 4 elitistas
    Si acaso que se lo quiten a esos terratenientes

    ..todo despaPPece en desPPachos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here