La consejera de Fomento, Agustina García, ha afirmado este martes 25 que Castilla-La Mancha no se conformaría con un umbral mínimo no trasvasable de 600 hectómetros cúbicos (hm3) en la cabecera del Tajo, sino que seguirá reclamando 800 hm3 que garanticen necesidades ambientales y los usos de la cuenca.

En una nota de prensa enviada por la Consejería de Fomento, García ha advertido que Castilla-La Mancha “seguirá luchando para conseguir los 800 hm3, que son los que hemos calculado como recursos mínimos embalsados para que el caudal del Tajo medio se aproxime a un caudal ecológico y que de garantía suficiente a todos los usos de la cuenca cedente”.

García ha comentado que la Consejería que dirige no ha recibido ninguna propuesta sobre un hipotético aumento de la cantidad mínima almacenada en los pantanos de Entrepeñas y Buendía de 400 a 600 hectómetros cúbicos para poder trasvasar, pero en todo caso ha insistido en que no sería suficiente esta revisión al alza del umbral mínimo de trasvase.

“Ha quedado demostrado que el umbral mínimo no trasvasable de 400 hm3 establecido por el Memorándum no atiende las necesidades del río”

Así, el Gobierno castellanomanchego “luchará para que la nueva reserva no trasvasable asegure que son debidamente atendidas las necesidades ambientales de la cuenca y todos sus usos, en definitiva, para que se respete el principio legalmente establecido de prioridad de la cuenca cedente”, ha apuntado García, que en cualquier caso ha admitido que “aunque 600 hm3 no son suficientes, es obvio que son mejores que los 400 hm3 aprobados por el Memorándum”.

Asimismo, ha considerado “ha quedado demostrado que el umbral mínimo no trasvasable de 400 hm3 establecido por el Memorándum no atiende debidamente las necesidades del río, ni por supuesto de la cuenca cedente”

En este sentido, ha señalado que “conviene no olvidar que, con el mínimo no trasvasable de 400 hm3, la cuenca del Tajo se vio amenazada de restricciones hace menos de un año y eso es lo que no podemos permitir desde esta región”.

La titular de Fomento ha añadido que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha pedido una reunión con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, para que se revisen las reglas de explotación que recoge el Memorándum.

Esta revisión es necesaria “porque además de incumplir de forma flagrante la Directiva Marco de Agua, contienen errores deliberados que vulneran la prioridad de la cuenca cedente”, ha asegurado García, que entiende que “es necesario cambiar las curvas de las condiciones hidrológicas excepcionales, además de elevar ese umbral mínimo no trasvasable”.

Por su parte, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha indicado en otra nota de prensa enviada por esta Consejería que “elevar el mínimo en los pantanos de cabecera sería una garantía más para priorizar la cuenca cedente frente a la receptora”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here