Una vez publicada la norma por la que se reducen para el periodo impositivo 2018 los módulos aplicables en el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, para las actividades agrícolas y ganaderas afectadas por diversas circunstancias excepcionales, ASAJA Cádiz considera que «la publicación, además de retrasarse en exceso, es insuficiente y deja fuera muchos de los cultivos y términos municipales demandados por la organización en el informe enviado en el mes de diciembre de 2018».

Entre las cosas que faltan están el incluir a Castellar en la reducción aplicable al aguacate (sólo están Jimena y San Roque), contemplar la flor cortada, un sector con problemas estructurales graves y que todos los años sufre pérdidas derivadas de las inundaciones por el alto nivel de la capa freática en Chipiona, contemplar expresamente a San Martín del Tesorillo en la reducción especial de módulos contemplada en los cítricos, hacer extensivo la reducción en tomate a todos los términos municipales de la provincia donde se cultiva, etc.

ASAJA Cádiz ya ha trasladado al Ministerio de Agricultura y Hacienda estas peticiones y espera que las mismas sean incorporadas a la mayor brevedad posible, «ya que estamos a mitad de la campaña de la declaración de la renta».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here