Un grupo organizado dedicado al robo de frutos del campo por encargo en la comarca malagueña del Guadalhorce ha sido desarticulado por la Guardia Civil, actuación en la que han sido detenidas seis personas y otras trece investigadas, y se han intervenido 870 kilogramos de frutos, la mayoría cítricos.

La investigación se inició el pasado mayo, a raíz de las denuncias de propietarios de fincas agrícolas de las localidades de Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande, Cártama, Coín, Álora y Pizarra por robos en sus parcelas, según ha informado este jueves 26 el instituto armado en un comunicado.

Los integrantes del grupo organizado actuaban por encargo y solían cometer los robos en horario nocturno, sin ninguna luz y tomando todo tipo de medidas de seguridad para no ser sorprendidos.

Habitualmente utilizaban dos o más vehículos que dejaban lejos de las fincas, salían en horarios diferentes y repartían la carga a fin de no ser localizados y tener siempre mercancía para venderla de manera ilícita en mercadillos o fruterías que llamaban a alguno de los integrantes de la organización para pedirles lo que necesitaban.

Durante la actuación contr este grupo organizado han sido detenidas seis personas y se ha actuado contra otras trece en calidad de investigadas, a las que se les acusa de varios delitos de hurto y robo con fuerza. Además, se han sido intervenidos 750 kilos de cítricos, 50 kilos de aguacates y 70 kilos de melones franceses.

Detenidos tres granadinos por el hurto de 400 kilos de almendras en Almería

Asimismo, la Guardia Civil ha detenido a tres vecinos de Baza (Granada) por el hurto de 750 kilos de almendras en una finca de Chirivel (Almería) y ha investigado a otras cuatro personas con domicilio en Pozo Alcón (Jaén) por la sustracción de 350 kilos de almendras más en otra finca de Oria (Almería).

La Comandancia de Almería ha informado en una nota de que ambos hurtos tuvieron lugar durante la época de recolección de este producto, así como que los presuntos autores aprovecharon que las almendras aún no habían sido recogidas para sustraerlas.

La primera actuación se inició después de que varios vecinos de Oria alertasen a la Guardia Civil a mediados de mes de que unas personas estaban recogiendo almendras en el interior de una finca sin autorización del propietario.

Dichas personas habían abandonado el lugar en diferentes vehículos al darse cuenta de la presencia de estas personas.

Los agentes establecieron un dispositivo de búsqueda por diferentes vías de circulación cercanas a la finca, hasta encontrar una de las furgonetas que habían abandonado el lugar, ocupada por cuatro personas adultas.

Tras su identificación y posterior registro del interior de la furgoneta, los agentes localizaron varios sacos de almendras con un total de 51 kilos de almendras que fueron incautadas por la Guardia Civil para verificar su origen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here