La Consejería de Medio Rural ha defendido este jueves 13 “la absoluta legalidad” de todas las actuaciones de control poblacional del lobo que se realizan en Cantabria y, en particular en el Parque Nacional de los Picos de Europa, que reúnen los requerimientos y autorizaciones que se exigen en estos casos.

Como consecuencia de estas controles, Medio Rural ha precisado que se han abatido dos lobos, una hembra adulta el 19 de agosto en La Gobia (Tresviso) y otra hembra adulta el 24 de noviembre en Salvorón (Camaleño).

La medida se adopta para “asegurar la coexistencia de los valores naturales” del Parque Nacional de los Picos de Europa

Desde la Consejería cántabra se responde así, en un comunicado, a las acusaciones de Ecologistas en Acción, que denunció que este pasado lunes, 10 de diciembre, tuvo lugar “una multitudinaria” batida ilegal en la vertiente cántabra del Parque Nacional de los Picos de Europa.

Medio Rural explica que el cupo de control poblacional del lobo en Picos de Europa fue aprobado el pasado 18 de diciembre de 2017 por la Comisión de Gestión del Parque Nacional, que prevé la extracción de un máximo de 2 ejemplares en la manada denominada “Cabrales-Tresviso” y de un máximo de dos ejemplares en la manada “San Glorio”.

Ha subrayado que esta medida se adopta para “asegurar la coexistencia de los valores naturales” del Parque Nacional de los Picos de Europa, y en particular sus 6 manadas de lobos, con el desarrollo socioeconómico de sus habitantes y con la ganadería extensiva.

Sobre estas manadas se realiza un seguimiento continuo y específico que permite conocer su evolución, su éxito reproductivo y el tamaño de las mismas en cada época del año, cuyos datos son públicos y se pueden consultar en la web del Parque.

Tras la aprobación del cupo y tras constatarse episodios de daños significativos al ganado, la Consejería ha dicho que autorizaron una serie de controles poblacionales en la vertiente cántabra del Parque Nacional durante 2018, tanto en la zona de Bejes-Tresviso, donde se han realizado dos en junio y agosto, como en la de Canales y Salvorón (Camaleño), donde se ha autorizado la realización de cinco controles en marzo, abril, julio, agosto y diciembre.

El Gobierno de Cantabria ha calificado el control de las población de lobo como “una herramienta indispensable y que siempre se ha basado en el mejor conocimiento técnico y científico disponible, sin suponer en ningún caso una amenaza para su población en el Parque Nacional, como corrobora la evolución de la población del lobo y la intensidad de los controles efectuados”.

1 Comentario

  1. Cantabria está a la cabeza del control del lobo. Cuando se pasa el número hay que dar cera, que es lo que se hizo toda la vida. Puede que no sea tiempo de alimañeros y furtivos pero es una gestión ejemplar y como se desprende del comunicado con conocimiento de censos y poblaciones.
    En CYL mienten con censos, hacen reintroducciones artificiales (va contra la ley de Montes) y nunca, nunca ponen remedio a los excesos. Son peores los talibanes de verde que los propios cánidos. Si no ponen control abocan a la defensa furtiva, pero me gustaría ver realmente que dice un juez sobre la defensa de la propiedad privada e incluso el riesgo para las personas del medio rural. El problema es que no hay narices de asociarse, denunciar y pleitear por todo. Que vengan a vender seguros de riesgo de ataque de predadores que está extendiendo la propia administración, no tiene nombre. O sí, es atropello.
    Ojo los de otras regiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here