La agenda digital agroalimentaria, forestal y rural del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente está “muy avanzada” y se presentará el 11 de junio por la ministra del ramo, Isabel García-Tejerina, según ha anunciado la directora general de Desarrollo Rural, Esperanza Orellana, quien ha asegurado que abordará una serie de retos encaminados, entre otros, a frenar el despoblamiento rural y potenciar la incorporación de jóvenes y el relevo generacional.

Orellana ha avanzado a Efeagro que esta agenda recogerá 8 grandes retos a los que hay que hacer frente para abordar esa transformación digital del rural, pero también “da una visión global” y las medidas e “instrumentos que hay que poner encima de la mesa para afrontarlos”.

Este documento aporta esa “caja de herramientas” para atender lo que cada uno de estos retos exige y sus primeras líneas de actuación se empezarán a aplicar a partir del segundo semestre: el Ministerio ya “está trabajando internamente sobre ellos”.

hay un plan dotado con 100 millones de euros para generalizar esa banda ancha

La necesidad de luchar contra el despoblamiento rural, fomento de la incorporación de jóvenes y reducción de la brecha digital es uno de los retos recogidos en el texto sobre los resultados preliminares del Grupo Focal sobre digitalización y “big data” en el sector agroalimentario, forestal y el medio rural.

Este es un “reto importantísismo”, entre cuyas barreras figuran la conectividad e interoperabilidad, pero “no es la única necesidad”.

De hecho, ha señalado Orellana, ya está en la agenda del Gobierno y hay un plan dotado con 100 millones de euros para generalizar esa banda ancha y, si no fuera posible, lograr esa conectividad vía sistemas satelitales, pero el problema del despoblamiento rural “va mucho más allá”.

la sostenibilidad, la mejora productiva y logística o la vigilancia, detección precoz de enfermedades fito, también retos

Se han identificado necesidades de tipo formativo, de déficit de formación, ya que “no se saca todo el partido posible a esa tecnología digital”. Orellana ha explicado que este es “otro punto clave” para lograr una agricultura moderna que “ayude a reducir el tiempo y el esfuerzo” que se invierte en el sector primario para atraer a la juventud.

Además del reto de la despoblación, figuran también los de la sostenibilidad, mejora productiva y logística; la vigilancia, detección precoz de enfermedades fito y zoosanitarias, desarrollo de red de sistemas de alerta temprana; la gestión forestal sostenible y prevención, detección y extinción de incendios.

También el reparto equitativo del valor añadido a lo largo de la cadena y fomento del desarrollo rural; la globalización y la competitividad en los mercados; las demandas del consumidor en términos de información y participación en la oferta del mercado; y la gestión de la Política Agrícola Común (PAC).

Las tecnológicas ya estarían elaborando productos específicos para cubrir las necesidades del medio rural

Orellana ha destacado que uno de los aspectos que las reuniones del Grupo Focal -en el que han participado más de 30 expertos de la administración, empresas tecnológicas, sector agroalimentario, universidades o centros de investigación- han puesto sobre la mesa es que “lograr la transformación digital rural” requiere “un esfuerzo que afecta a todos”.

Cada uno de los actores puede y tiene que jugar un papel clave para abordar esos retos, según Orellana, quien se ha mostrado satisfecha de la “buena respuesta” recibida por todos los agentes.

En este sentido, ha valorado que las grandes empresas tecnológicas empiecen a elaborar productos específicos para cubrir las necesidades del medio rural, aspectos que se abordarán en la próxima reunión sobre territorios rurales inteligentes que tendrá lugar el próximo 31 mayo en Añora (Córdoba).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here