Técnicos del Servicio de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León confían en que “se nos incremente en el próximo año el cupo de lobos que se puedan matar en la zona sur”, en especial en la comarca de Sanabria, tras el nuevo ataque sufrido por una explotación de Villamor de la Ladre, la noche del domingo al lunes, donde el lobo mató a 13 ovejas y dejó 11 heridas.

Según señaló el delegado de la Junta, Alberto Castro, “nos hemos puesto en contacto con el ganadero, han estado allí los agentes medioambientales y a ver si somos capaces de tomar medidas; veremos si es necesarios abatir un lobo, que es lo que están estudiando los técnicos, para solicitar a la Dirección General un cupo extra para abatir un ejemplar porque en esa zona (Sayago) se están produciendo demasiados ataques y de forma repetitiva”.

Alberto Castro reiteró que desde la Junta se va a trasladar “la necesidad de incrementar los cupos de lobo a abatir en el próximo ejercicio”. Recordó que en 2016 se han matado dos ejemplares y “pretendemos que se nos incremente en 2017 el cupo, aunque en la zona sur el lobo es una especie protegida y hay que cumplimentar el expediente administrativo”.

Sobre el pago de las indemnizaciones a los ganaderos afectados por los ataques de los lobos, el delegado de la Junta recordó que el consejero de Medio Ambiente “estableció como prioridad que tardemos menos de quince días”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here