Especialistas en genética checos de la ciudad de Olomouc han descubierto un nuevo método de aislamiento de los genes en los cereales. Además de permitir acelerar el cultivo de esas plantas, ahorrará tiempo y dinero a los agricultores, según explica Jaroslav Doležel, uno de los miembros del grupo de especialistas que trabaja en el tema.

”Llegamos a descubrir el orden de las bases en el ADN de los cereales que lleva la información genética. A partir de ese momento tenemos la posibilidad de aprovechar esos datos, por ejemplo para acelerar el cultivo, hacerlo más efectivo y por ende, más barato. En la actualidad se utilizan ya métodos de modificación de los genes, así que podremos cambiar el orden de las bases, o sea el texto de la información genética en los cereales”, según recoge radio.cz.

La información genética de muchas plantas es mucho más compleja que el genoma humano que, según se estima, contiene unos 3.000 millones de pares de bases, mientras que por ejemplo el trigo tiene 17.000 millones. El aislamiento y recombinación de los genes es muy importante para la investigación y el cultivo de plantas con fines alimentarios, según apunta Jaroslav Doležel.

”Nuestro método se puede aprovechar en el caso de las plantas con un genoma muy amplio y complicado. Porque nuestro éxito radica en que sabemos dividir la información genética en partes más pequeñas. En nuestro trabajo hemos aislado los genes de la cebada y el trigo, pero nuestro método puede ser aprovechado igualmente en el caso del centeno y otras plantas, como por ejemplo el guisante, etc”.

En vista de la amplia repercusión que el nuevo método ha tenido en el mundo, a mediados de febrero próximo especialistas en genética de Olomouc, encabezados por Jan Šafář, abrirán un nuevo laboratorio, en el que capacitarán a sus colegas de otros países. Se tratará de un centro educativo especial, único de su tipo en la República Checa, como recalcó Jan Šafář.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here